View Full Version: Capítulo 11

Room307 > This Is Not A Fairy Tale > Capítulo 11


Title: Capítulo 11


Butterfly - April 9, 2012 09:56 AM (GMT)
user posted image

Nick- te sientes bien?. –me preguntó preocupado-.
Rubí- a ti no te interesa si estoy bien o no. Ya entra a la sala y déjame a solas unos minutos, no quiero otra vez escuchar el sermón que tienes para mí, si tanto me lo quieres repetir, lo harás pero cuando estémos en la habitación, así si no te basta con la dedicatoria puedes golpearme, ya que me has dicho que volveré a vivir en el infierno pues lo único que te falta por hacer es golpearme. Y decirle a los demás de que me has pegado por serte infiel, así por lo menos tienes una excusa de porqué me has golpeado. –le contesté sarcástica-.
Nick- tú lo has dicho, hablaremos luego. –me dijo secamente entrando a la sala-.

La reunión no duró mucho más, luego de cuatro horas los familiares y amigos se fueron. Subió a la habitación y enseguida lo hice yo. Entré y cerré la puerta. Comencé a sacarme el vestido y me puse el camisón, iba en dirección a la cama pero Nick me detuvo.

Nick- ni creas que compartiré la cama contigo. –me dijo enojado-.
Rubí- pero tengo sueño y dormiré en la cama, es mía también. –le contesté seria-.
Nick- error, la cama no es tuya, es mía, yo mismo la mandé a comprar con mí dinero.
Rubí- la cama no tiene tú nombre, por lo tanto es de ambos. –le dije y me senté en ésta para acostarme-.
Nick- no me interesa, tú saldrás de la cama y dormirás en el sofá. –me dijo acercándose a mí teniéndome de los tobillos y arrastrándome para sacarme de ésta-.
Rubí- Nick, me lastimarás! Ya suéltame!. –le gritaba tirándole los pelos-.
Nick- qué te piensas que me estás haciendo??. –me preguntó furioso levantándome de mís muñecas y luego soltándome-. Tú dormirás en el sofá, te guste o no, no dormiré con una... –me dijo enojado pero no terminó en decirme la última palabra pero aún así le di una cachetada que le di vuelta la cara-.
Rubí- por qué no la dices? No era que tú puedes hacerme y decirme lo que te da la reverenda gana?, anda, pues dímela si eso es lo que quieres!, atrévete a decírmela, pero ve sabiendo que te odiaré para siempre, porque no soporto que nadie ni menos tú me llame así sin haberlo sido nunca. –le contesté llorando mientras lo miraba a los ojos con impotencia y rabia por no creerme-.
Nick- vete a dormir. –me respondió sujetándome del brazo y sentándome en el sofá-. Por la mañana hablaremos. –me dijo yéndose a dormir-.
Rubí- por la mañana no me verás más Nick. –pensé-.

Dormimos separados, en realidad yo no pude dormir en toda la noche madrugada, pero él al parecer sí. Lo que había pensado, decidí hacerlo, me levanté saqué ropa de Nick, un pantalón negro y una camisa lila fuerte, me los puse y salí de la habitación, poniéndome un sombrero negro de Nick también recogiéndome el pelo para parecerme a un hombre. El pantalón me iba demasiado grande y lo tuve que sujetar con un cinturón, al igual que la camisa, se notaba a simple vista que no era de mí talla y un par de zapatillas. Una vez que estaba fuera del castillo, empecé a caminar hacia donde vivía mí hermana, sabía que estaba quedándose por unos días en la mansión donde descansaba y a la media hora llegué a la puerta de su casa. Fui a la puerta trasera, pero estaba cerrada, entonces lo único que se me ocurrió fue treparme por el enrejado que había contra la pared que daba a una de las habitaciones. Al entrar por la ventana, fui directo a la habitación de mí hermana.

Rubí- Topacio?. –le susurré abriendo la puerta-. Topacio?. –le volví a susurrar-.
Topacio- qué?, quién es?. –preguntó algo asustada-.
Rubí- soy Rubí.
Topacio- qué pasó?. –me preguntó asustada levantándose de la cama y acercándose a mí-.
Rubí- quiero hablar contigo, perdón por despertarte, pero no pude más. -le dije apenada-.
Topacio- hermanita qué tienes?, por qué lloras?.
Rubí- Nick no me quiere más. –le contesté con voz solloza-.
Topacio- cómo es eso?, no me lo creo. Vamos, tomaremos un té y me contarás lo que ha pasado, si?. –me dijo abrazándome y bajando las escaleras-.

Apenas terminó de servir el té, se sentó y me pidió que le contara todo lo que había pasado. Así que le conté desde que Levington venía a visitarnos a ambos, y tenía esas miradas extrañas conmigo, la discusión entre Levington y yo, y todo lo demás, más la estúpida mentira que le había dicho a Nick sobre mí y él, y la discusión entre Nick y yo después de que se fueran todos.

Rubí- y ya a lo último, decidí venir hasta aquí caminando.
Topacio- Rubí, tú estás conciente de que si te pasaba algo la responsabilidad caía sobre Nick?.
Rubí- pues sí, y no me importaba, él se lo buscó por no haberme creído. Así que no me culpes por eso. Lo único que quiero es que Levington le diga que fue todo mentira, o que Nick descubra que fue mentira.
Topacio- no esperes a que Levington abra la boca ahora. Si tú me has dicho de que lo hizo con intensión de hacerlos pelear y separarlos porque no quiere que esten juntos, dudo que diga eso. Quizás y necesiten ambos un buen tiempo a solas, en algún recóndito lugar, donde nadie los encuentre, sin ver caras conocidas, sin nadie alrededor.
Rubí- ay sí, tú siempre pensando en eso, por qué no te vas tú con tú marido y nos dejas a la niña?. –le dije sarcástica-.
Topacio- a mí me encantaría pero sabes que en este momento no puedo.
Rubí- entonces, ve sabiendo que lo que Nick planeó como un viaje de luna de miel, no se realizará por culpa de su hermano.
Topacio- por eso no te preocupes, sé que todo se arreglará, Nick te ama con locura Rubí y yo sé que tú también lo amas a él.
Rubí- si Topacio, lo amo, lo amo inmensamente. Lo único que quiero es estar bien y ser feliz con él, lo que quiero pedirte es que no le digas a Nick en donde estoy, si todavía tiene un poco de amor hacia mí, me buscará.
Topacio- no seas tan dura con él.
Rubí- no soy dura, soy justa con él. –le dije terminando de tomar el té-.
Topacio- me supongo que no habrás dormido nada, así que ven que te llevo a una habitación. –me respondió levantándose de la silla-.
Rubí- gracias. –le dije y subimos hacia una de las habitaciones en donde me dejo tranquila para dormir-.
Topacio- de nada y descansa. –me dijo cerrando la puerta-.

Me saqué el sombrero, las zapatillas y los pantalones y me metí a la cama, quedándome dormida profundamente. Por otro lado ya Nick se había despertado.

Nick- dónde está la camisa lila fuerte!. –decía revolviendo los cajones y al darse vuelta no me ve en el sofá-. Rubí!, dónde te has metido niña!. –gritaba entrando al baño pero no me encontró-.

Se vistió con lo primero que encontró y salió afuera para ver si estaba en el establo, pero tampoco me encontró. Tomó un caballo para ver si me veía por los alrededores pero estaba desierto cada rincón que buscó.

Nick- Rubí!, dónde te has metido!?. –gritaba desesperado-. No te das cuenta de que si no te tengo no soy nada?. –susurró-. Pero no, de seguro se habrá escapado con mí hermano. –se decía a sí mismo y le hervía la sangre de sólo imaginárselo-.

Volvió al castillo y se sentó en el sillón de la sala para pensar en dónde podría estar. Al cabo de unos minutos, dedujo dónde debía estar.

Nick- hola, Topacio?. –preguntó-.
Charisma- no tío, soy Charisma. Cómo estás?. –le preguntó tierna-.
Nick- bien pequeña, y tú?. –le preguntó cariñosamente-.
Charisma- yo también.

Como a la niña le encantaba contar cosas, y hasta secretos, se le escapó de su pequeña boca lo que le había dicho la madre.

Charisma- tío puedo contarte un secreto?. –le preguntó hablándole despacito y bajo-.
Nick- si. Qué es?. –le preguntó curioso-.
Charisma- sabes que me dijo mamá que aquí está durmiendo la tía Rubí. –le dijo con su inocencia e ingenuidad que las niñas de cinco años tienen-.
Nick- ah sí?.
Charisma- tú la quieres a la tía?.
Nick- muchísimo Charisma.
Charisma- entonces por qué no están juntos?. –le preguntó triste sin saber lo que realmente estaba pasando-.
Nick- pues porque, tuvimos una pequeña pelea ayer después de que todos se fueron. –le tuvo que decir aunque sabía que no podía decirle de que desde mucho antes estábamos peleados-.
Charisma- bueno, pues quieres que te pase con mamá o quieres que llame a la tía?.
Nick- pásame con tú mamá princesita. –le dijo y Nick escuchó que mí hermana regañaba a la hija-.
Topacio- hola.
Nick- hola, no regañes a la niña, no tiene la culpa, yo fui quién le preguntó sobre el pequeño secreto que al parecer tú no me querías decir.
Topacio- si no te he llamado, fue porque Rubí me lo pidió, pero veo que la niña tiene la boca floja y se le escapa todo lo que le digo y hasta todo lo que escucha.
Nick- de seguro te pidió que no me llamaras, para que no me entere de que se está viendo con Levington a mís espaldas, no Topacio?. –le dijo serio-.
Topacio- pues te equivocas, no sé como se te metió en la cabeza de llegar a pensar eso que te contó tú hermano.
Nick- aquí la boca floja es otra, de andar divulgándole cosas íntimas a su hermana.
Topacio- pues no tiene a nadie más con quién hablar, mís padres no están, y la única que quedó por unos días aquí soy yo. Me contó todo lo que pasó, y Nick me gustaría decirte algo...pongo las manos en el fuego por ella porque sé que no te engañó ni te engaña ni te engañará, ni con tú hermano, ni con nadie que se le cruce en el camino.
Nick- eso lo dices porque es tú hermana.
Topacio- pues, si porque es mí hermana te lo digo, así como tú le creíste a tu hermano de semejante mentira pues yo pongo las manos en el fuego por Rubí. Después de todo lo que pasaron juntos, el mes de hasta casi odiarse el uno por el otro y luego esos últimos meses en donde ella te demostró que en verdad te amaba y te sigue amando, crees que te engañó o te engaña?.
Nick- no sé, ya estoy confundido. Ya no sé qué pensar de todo esto, sabía que mí hermano gustaba de ella, pero no pensé que se iba a atrever a hacer algo así, como lo que pasó anoche, en decirme todo lo que te contó Rubí.
Topacio- pues si lo sabías de antes, por qué no frenaste a tú hermano?.
Nick- no lo sé, no creí que iba a pasar esto, le dije a Rubí que los chicos de su edad son la mayoría así, por eso no le di importancia. –le contestó calmado-. Topacio, iré para allá, y la traeré de vuelta conmigo.
Topacio- pues hazlo aunque no sé si querrá volver.

Cortaron, y en unos pocos minutos Nick apareció en la entrada de la puerta.

Nick- dónde está?. –le preguntó-.
Topacio- arriba, durmiendo en la última habitación del fondo. –le contestó y subió las escaleras corriendo-.

Al cerrar la puerta despacio se da vuelta y ve que tengo puesta la camisa que estaba buscando hacia rato antes. Se sienta al borde de la cama de dónde estoy durmiendo y me desabrocha despacio la camisa dejando al descubierto mí torso y pechos desnudos, se inclina y comienza a besarme toda hasta llegar a mí boca la cual besa desesperadamente.

Rubí- qué haces aquí?. –le pregunté sentándome en la cama y tapándome con la camisa-.
Nick- vine a buscarte, o acaso esperabas a Levington?. –me preguntó sarcástico-.
Rubí- eres un idiota!. –le contesté enojada y dirigiendo mí mano hacia su mejilla con fuerza pero él me la detuvo-.
Nick- tú vendrás conmigo a la fuerza!. –me dijo tomándome de la cintura y colocándome en su hombro boca abajo-.
Rubí- Nick! Suéltame!. –le gritaba mientras pataleaba-.

Bajamos las escaleras y subió al caballo conmigo teniéndome sujeta de la cintura sin que me pudiera soltar y la niña salió corriendo afuera.

Charisma- quisiera que cuando sea grande un Príncipe como el tío Nick, me llevara así a caballo hasta nuestro castillo, para vivir felices. –nos decía contenta de vernos juntos-.
Rubí- Charisma te aseguro que no lo querrás, luego te enseñaré como ser soltera. –le dije y Nick me tapó la boca-.
Nick- hasta luego Topacio, hasta luego princesita. –les dijo y comenzó a cabalgar-.

Me seguía teniendo tapada la boca hasta que le mordí la mano.

Nick- me has mordido!. –me gritó sacando la mano de mí boca-.
Rubí- me estabas sofocando. Y no me quedó de otra que morderte.
Nick- ésta me las pagarás. –me respondió al oído-.
Rubí- ah sí?, y cómo te la pagaré?. –le pregunté desafiándolo-.
Nick- pegándote con un látigo. –me respondió-.
Rubí- métete el látigo por donde sabes. –le contesté y bajé de un salto del caballo para entrar corriendo al castillo-.

Ese jueguito de la gata y el perro me encantaba, ya que sabía que no me iba a hacer tal cosa, y también que eso que tenía se le iba a pasar si lo ablandaba un poco más. Lo amaba con toda mí alma y mí cuerpo y tarde o temprano tenía que creerme. Subí las escaleras y fui directo a la habitación.

Nick- ve devolviéndome lo que no te pertenece.
Rubí- pues, lo siento me quedaré un rato más con la camisa. –le dije sentada en el marco de la ventana que era un asiento y mirando por ésta y sintiendo el perfume masculino que desprendía su camisa-. Qué quieres Nick?. –le pregunté sin mirarlo-.
Nick- la camisa. –me respondió viéndome-.
Rubí- y a mí no me quieres?. –le pregunté mirándolo a los ojos-. No te apresures en responderme Nick. –le contesté y comencé a desabrocharme la camisa, dejando mís senos descubiertos solamente tapándolos con mí pelo-. Aquí la tienes. –le dije sin verlo y extendiéndosela en frente de su cara-.
Nick- gracias.
Rubí- de nada. Ahora que no duermes en la cama, puedo acostarme yo en ella?, digo como no quieres compartir la cama conmigo pues me supongo que no tendrás problema en que me acueste en la cama ahora sin que tú estes también. –le pregunté-.
Nick- haz lo que quieras, luego tú la armarás.
Rubí- está bien. No te hagas problemas por eso. No te pediré ayuda. –le contesté secamente entrando a la cama y acostándome-.

Alrededor de las diez de la noche me desperté y bajé a cenar, él ya lo estaba haciendo. Me senté frente a él y me serví de la comida que estaba sobre la mesa.

Nick- mañana vendrá mí hermano. –me dijo sin sacar la vista del plato-.
Rubí- y a mí qué me dices?. –le contesté seria-. Tú lo atenderás, me iré a visitar a mí hermana.
Nick- tú no te irás, si quieres dile que venga con su hija para acá. Pero no creas que saldrás del castillo, sólo en el jardín y en el castillo podrás estar.
Rubí- está bien, pero avísale a tú hermano que no quiero verle la cara.
Nick- y por qué no se lo dices tú?. –me preguntó sarcástico-.
Rubí- gracias, prefiero evitar esa desagradable conversación, porque sé que le romperé la cara si lo hago. A parte no quiero que luego se invente alguna otra mentira, así que no quiero ni verlo ni tener ningún tipo de charla con él. –le terminé de decir y me levanté para irme a la cama-.

A la mañana siguiente me levanté y le marqué a mí hermana.

carmen_littrell - April 11, 2012 01:08 AM (GMT)
estos dos se aman un dia y al otro se odian que se pongan de acuerdo pues porque en verdad se llegaran matandose!!!

cecymontse - April 14, 2012 08:33 AM (GMT)
Muy buena historia! Donde puedo checar mas capitulos!! Saludos!! :D

cccarter - April 16, 2012 11:17 PM (GMT)
Estan entre el amor y el odio este par :o

Butterfly - April 18, 2012 09:54 PM (GMT)
Hola cecymontse, podés leer los capítulos anteriores en el mismo topic, fijate que abajo de este que leíste están los demás. Muchísimas gracias a las tres por seguir la historia y por saber que les está gustando muchísimo.

¡Besotes enormes a las tres!

YetzaSalvatore - June 23, 2012 07:52 AM (GMT)
Nick, no eres mas basico porque no puedes. Cuando fuiste a buscar a Rubi, en lugar de darle una disculpa sincera lo que hiciste fue desnudarla! Y en la casa de la hermana! Respeta! <_<

Estas cometiendo un grave error al no creerle a Rubi, veremos que pasa cuando llegue tu hermano. Espero que no cause mas problemas <_< :angry:

BmaritzaRok - July 7, 2012 05:45 AM (GMT)
OMG!!! Nick por favor reacciona... :angry: :angry: :angry: :angry: :angry: :angry: :angry:

alesol21 - March 9, 2014 06:09 AM (GMT)
omg nick no puede ser tannnnnnnnnnnnn tarado d no creerle a rubi es 1 bobo imp :angry: :angry:




* Hosted for free by InvisionFree