InvisionFree - Free Forum Hosting
Create your own social network with a free forum.

Learn More · Sign-up for Free
Bienvenido a Old Hogwarts. Esperamos que disfrutes tu visita y te unas a nuestra activa comunidad rolera!
Estás visitando el foro como invitado y algunos temas y características están restringidos. Regístrate, crea un personaje y juega con nosotros!. Claro, no cuesta ni un galeón.
Join our community!
If you're already a member please log in to your account to access all of our features:


Name:   Password:






Puntos de las Casas
0
0
0
0




 
 
Locked Post
New Topic
New Poll

 Reinante obscuridad, *Ven Chinita Chinita ven*
Selene Segre
Posted: Aug 30 2011, 12:15 AM


7° Curso. Cazadora
Group Icon

Group: Slytherin
Posts: 513
Member No.: 150
Joined: 1-June 11



¿Qué hora era? Cerca de las 11:40 de la noche y Selene apenas iba saliendo del aula de Defensa contra las Artes Obscuras ¿la razón? Una de las tantas reuniones de prefectos a las que ahora debía asistir con su nuevo cargo. En realidad le encantaba que la eligieran a ella precisamente para desempeñar ese papel, especialmente ahora que había elegido un bando y que además de todo, las cosas pintaban tan bien. Razón de sobra como para ofrecerse a poner un poco de orden en el aula después de que todos sus compañeros salieron, no quería que el profesor Levine los regañara precisamente a ellos que ahora tenían el peso de ser el ejemplo a seguir de otros estudiantes y por tanto se había demorado un poco más de lo que debería.

Por supuesto no era nada tonta y tan pronto se dio cuenta de lo tarde que era le mandó un patronus a Damien - justo como le había visto hacer a Odille cuando se hicieron amigas – para pedirle que fuera por ella a las escaleras, no le gustaba estar sola y seguramente él ya estaría lo suficientemente preocupado por la hora, seguía sin creer lo lindo que podía llegar a parecerle cuando se preocupaba.

Llevaba una sonrisa bastante tonta cuando cerró la puerta del aula, encendiendo su varita con un lumus pues la oscuridad ya se cernía sobre los pasillos, era una noche lo suficiente nublada como para no permitir entrar demasiada luz del exterior. Mentiría si dijera que no se apodero de ella una especie de miedo infundado, el aura que la rodeaba, la oscuridad y esa soledad palpable no le gustaban en lo absoluto, se hubiera sentido mejor de haberle dicho a Damien que la encontrara a la puerta del aula, pero no quería abusar tampoco de la buena voluntad de su novio por que no era su deber acompañarla a todos lados y consideraba bastante que la esperara despierto a esa hora.

Para cuando llegó a las escaleras, sus pensamientos ya divagaban sobre lo que había sucedido en vacaciones y sin querer un intenso rubor se apodero de sus mejillas. Estaba a punto de bajar los escalones cuando distinguió una sombra justo al pie de las escaleras, pero no alcanzaba a verla del todo bien por la reinante oscuridad.

- Damien ¿eres tú?

Pregunto con una voz lo suficientemente audible pero no demasiado fuerte como para acaparar la atención de alguien que caminaba lejos, después de todo si era él seguramente podrían hacer algo productivo antes de volver a la sala común... Bajo un par de escalones, sosteniendo la varita lo más adelante que su brazo le permitía y tras unos cuantos minutos por fin pudo distinguir a la persona que se encontraba parada, como esperándola

- ¿Zheng? ¿Qué haces aquí? Es demasiado tarde como para que estés fuera de tu sala común, será mejor que regreses a menos que quieras que te baje 10 puntos por desobedecer el toque de queda… – dijo al tiempo que ponía los ojos en blanco. Le encantaba hacer alarde de su nueva autoridad para restar puntos, especialmente cuando tenía la razón. Sin embargo también le sorprendía enormemente el hecho de que tuviera la suficiente valentía como para pararse frente a ella ¿a caso ya se le había olvidado lo que sucedió en la torre de ravenclaw? Bueno, con lo tonta que parecía ser todo el tiempo, eso no le sorprendería en lo absoluto. – Anda ya ¿a caso estas sorda?-
TOP
Kumiko Zheng
Posted: Aug 30 2011, 02:24 AM


6° Curso.
Group Icon

Group: Fantasmas
Posts: 77
Member No.: 156
Joined: 6-June 11



Jamás había visto las cosas desde un punto rencoroso o malvado, jamás había hecho nada malo para que sus padres la odiaran, o alguien más lo hiciera, pero lamentablemente todo rastro de niña que necesitaba protección había terminado, era el momento de una buena venganza para la persona a la que tenía rencor ala única que había provocado que su corazón se corrompiera, así es, tenía que vengarse de Segre, por lo cual tuvo que espiarla cuidadosamente, y esperar a que estuviera sola y desprotegida para poder llevar a cabo su plan.

Era demasiado tarde y ya se estaba cansando de esperarla, la niña “buena” había querido terminar por limpiar el salón cuando termino aquella junta de prefectos, pero sería paciente, algo que la diferenciaba de los simios era eso, entonces debía hacerlo, paciencia se decía, ya encontraría el momento perfecto para atacarla, con varita en mano esperaba señales de ella.

Espero paciente cerca de las escaleras, era obvio que tenía que pasar por allí, y entonces cuando lo hiciera le mostraría su venganza , su poder, le mostraría que ya no era más la niña tonta que parecía ser, ya no más, no tendría piedad con ella, ninguna contemplación como ella no la tuvo al intentar asesinarla.

Allí estaba ahora, hablándole, intentando con su Lumos distinguirla, por fin la reconoció y la chica simplemente volteo a verla con desdén, y escucho su estúpido comentario acerca de bajarle puntos, ya eso que importaba como si le tuviera miedo para preocuparse por los puntos más bien ella debía tenerle miedo a ella, eso era lo más lógico ¿o no? Y es que realmente estaba enfurecida, se volteo lentamente apuntándole al rostro con la varita y suavemente hizo un movimiento de muñeca que seguro la rubia no se esperaba.

Pensó en todo lo que había pasado, en lo que escucho de la manifestación, en las personas perdidas, sabía que Selene había estado allí, lo sabía, y Lars el hermano de Tobías había terminado con su vida ese día, cosa que le entristeció tanto a pesar de no conocerlo era preciado para Tobías y eso le bastaba, la haría pagar a ella, aparte se había enterado de lo que le hicieron a Tobías, ya no había treguas, ya no había sonrisas, era momento de actuar.

-Diffindo-Dijo levemente esperando sintiera un poco del dolor del que ella había experimentado antes, no sonrió, no dijo nada simplemente se quedó callada con la varita alzada esperando no fallar.

------------------------------------

Hechizo: Diffindo al Rostro de Selene.
TOP
Selene Segre
Posted: Aug 30 2011, 03:28 AM


7° Curso. Cazadora
Group Icon

Group: Slytherin
Posts: 513
Member No.: 150
Joined: 1-June 11



Obviamente, para Selene la visión completa del rostro de Kumiko quedaba parcialmente cubierta, por lo que no pudo distinguir cualquiera de sus gestos, ni la sorpresa ni esa mirada de despreció que repentinamente le cruzo el rostro. De haberse dado cuenta seguramente se habría puesto a la defensiva, pero en la mente de la rubia, la niña china era una completa inútil que ni si quiera sabía defenderse y mucho menos atacar u odiar a alguien.

Razón suficiente como para ignorar cualquier movimiento por su parte, incluso se atrevió a alejar un poco la luminosidad del lumos y seguir bajando las escaleras. Tal vez si se hubiera acordado que por su culpa Tobias y Frances la habían amenazado, entonces hubiera aprovechado la oportunidad para hacérselo pagar, pero de alguna forma eso lo había empezado a dejar atrás con ayuda de Damien. Por ejemplo ya no le daba miedo estar sola en el castillo, ni enfrentarse con cualquier sangresucia que se le atravesaba en el camino, el tiempo de la indecisión que le había ocasionado Finnerty ya era pasado y ahora solo se fijaba en el futuro prometedor que podía conseguir por si misma. Ni si quiera le paso por la cabeza la muerte de su abuelo, por que seguramente eso también la hubiera orillado a sacarle los ojos a Kumiko.

Tampoco fue muy rápida su reacción cuando vio salir el rayo rojo de la varita de Zheng, ni si quiera pudo moverse correctamente y de hecho de no haber volteado solo unos milímetros dicho conjuro le habría causado un daño irreparable en el ojo. Afortunada o desafortunadamente, solo alcanzó a cruzarle la mejilla y a cortar parte de su hermoso y largo cabello rubio. Un ardor terrible le cruzo el rostro mientras del fino corte empezaba a manar la sangre, obligándola a llevarse las manos al rostro para constatar que no era demasiado grave, pero sus manos ya temblaban, sus ojos se habían llenado de lágrimas y esa estúpida e incontenible sensación de miedo y repugnancia se le estancaba en el estómago.

- ¡¿Cuál es tu maldito problema? – dijo a la obscuridad, pues producto de la desconcentración su lumos se había esfumado, dejándolas en la penumbra, con poquísima luz proveniente del exterior insuficiente para distinguir perfectamente cualquier cosa. – La Faillite*-

Conjuro a la negrura, directamente hacia el lugar tentativo dónde se encontraba Kumiko, esperando darle de lleno en alguna parte importante, que se le doblara la rodilla, que se le dislocara el brazo o si tenía suerte darle directamente en el cuello para que se muriera de una buena vez. La había hecho recordar esos minutos dentro del salón de té, dónde se había sentido indefensa y desprotegida, dónde la habían tratado como una víctima y estaba más que dispuesta a no representar ese papel nunca más.



--------------------


* La Faillite - Permite al conjurador dislocar uno o mas huesos (a consideración del master) al oponente, causando daño 1d4 con mucho dolor y la inutilizacion de la articulación. Dicha dislocación solo durará el turno en que se aplica el hechizo o se quedará así en caso de crítico.
TOP
Kumiko Zheng
Posted: Aug 30 2011, 11:12 PM


6° Curso.
Group Icon

Group: Fantasmas
Posts: 77
Member No.: 156
Joined: 6-June 11



((Acciones con permiso de user))

Alcanzó a ver como su hechizo impactaba en el rostro de Selene y verla sangrar le produjo una especie de regocijo indescriptible, por fin conocería lo que era el dolor por que una niña como esa no podía saber lo que eso significaba. Kumiko no sabía absolutamente nada de lo que Tobias y Frances le habían hecho a Selene durante la última excursión a Hogsmeade, pero si lo hubiera sabido seguramente la habría atacado de manera mucho más extrema.

Apenas vio como se apagaba la luz de la varita de Selene, se apresuro a moverse de su lugar, subiendo los escalones en línea recta, pegada al extremo izquierdo de la escalera, de manera que, cuando Segre lanzó su hechizo impactara directamente en el piso dónde antes se había encontrado parada. No sabía lo que hacia dicho hechizo, pero viniendo de ella precisamente no podía ser nada bueno, se imaginó que sería algo como hacerle el cuello de piedra o una barbaridad como las que los slytherin acostumbraban.

Tan pronto estuvo en el mismo escalón que Segre, volvió a apuntarle con su varita y decididamente conjuro – Petrificus totalus – con lo cual Selene se quedó inmóvil y calló hacia atrás, resbalando un par de escalones, seguramente lastimándose. Si hubiera sido la misma persona de antes, seguramente eso le hubiera causado un dolor dentro del corazón y se habría detenido ahí mismo, pero ya no más, ahora era diferente y esas cosas no tenían por que afectarla, la compasión y la empatía con el dolor ajeno no tenían cabida para personas como Selene Segre.

Avanzó hacia ella, con la mirada decidida por que ya no había vuelta atrás, tenía que ponerle fin a todo eso y al parecer nadie más iba a hacerlo; estaba harta de las hipocresías y de la forma en que todos parecían fingir estupendamente que lo sucedido en la manifestación no había pasado, que ninguno de los muertos hacía en falta y que no sentían ese hueco en el pecho de saberse indefensos ante la gran cantidad de puristas que había en el colegio. Si tenía que ser ella la que diera el primer paso contra esa gente, lo haría, por que valía la pena, tal como le había dicho Tobias alguna vez, si alguien tenía que sufrir ella estaba dispuesta a sacrificarse también por la causa, por serle útil de alguna forma a él.

Decidió no mirarla a los ojos, si no simplemente al corte que le había provocado en la mejilla y a su cabello que ahora estaba en uno de los escalones. No le gustaba la sangre y aunque por momentos sentía que se desmayaba, su determinación era mucho más fuerte, así que lentamente y con la mano un poco temblorosa por lo que planeaba hacer, sacó el cuchillo que llevaba escondido en la túnica, poniéndolo justo a la altura adecuada para que Selene lo viera.

-No vas a volver a lastimar a nadie, no te dejaré - se lo dijo al tiempo que tomaba una de sus manos y le pasaba el filo de la navaja por la muñeca, provocando un corte limpio y lo suficientemente profundo para que la sangre manara de forma aparatosa.

Justo eso se proponía, derramar su preciosa sangre limpia por todas las escaleras, para que todos los puristas pudieran verlo y supieran que no solo ellos podían atacar desprevenidos.
TOP
Damien Holland
Posted: Aug 31 2011, 03:38 AM


7° curso. Golpeador. Mortífago
Group Icon

Group: Slytherin
Posts: 148
Member No.: 16
Joined: 26-March 11



Cuando le llegó el patronus de Selene no demoró mucho en ponerse los zapatos, tomar su varita y salir de la sala común con la confianza de quien sabe que no va a recibir ningún regaño por parte de nadie. Había otros profesores con los que podía toparse pero tenía la excusa de que iba por Selene y seguramente contaba con el respaldo total de Levine o contaría con él dado el caso de que consideraran que ser caballeroso era un problema tomando en cuenta que ya había pasado el toque de queda y que esa noche ni había clase de adivinación, ni había clase de astronomía.

Conjuró un lumos máxima con esa misma certeza de que importaba más bien poco con quien se topara y caminó a paso más o menos rápido cruzando las mazmorras y llegando hasta el hall para comenzar a subir las escaleras. Si hubiera sabido la escena que se estaba suscitando seguramente las habría subido más rápido y hubiera lanzado una maldición cuando en el segundo piso la escalera decidió hacerlo dar un giro inesperado, provocando que no llegara directamente por el centro sino que saliera de un pasillo cercano al aula de Defensa, obligándolo a caminar más.

La luz que manaba de su varita era lo suficientemente potente como para que al llegar al punto donde suponía debía encontrar a Selene, la escena fuera rápidamente digerida por él, aunque de todos modos no tenía nadie que ser un genio para entender el contexto de situación.
Fue un remolino de sensaciones, una vorágine de ira que salía de quien sabe dónde, naciente en forma de sensación desde la boca de su estómago apoderándose poco a poco de su razón. Casi se pudo clavar las uñas en la palma de su mano haciéndose daño por lo fuerte que sostenía la varita.

Estaba fuera de si mismo como sólo pocas veces había estado, aunque generalmente todas esas sensaciones solía dejarlas guardadas ahora notaba que ya no había más espacio en él para seguirlas conservando, para seguir guardándolas, que no había espacio para mantener la cordura y la calma y pensar fríamente.

Era, por fin, ese Damien que se transformaba, que se volvía alguien que no tenía mucho que ver con el niño retraído y tímido que había sido toda su vida, ese que empujaba y empujaba para salir de una vez por todas, un Damien escondido que solamente había tenido oportunidad de ver destellos de una vida de la que quería apoderarse.

Si alguien, cualquiera, pensaba que tenía manera de derramar la sangre de Selene, de siquiera pretender ponerle la mano encima y quedar impune estaba completamente equivocado y mucho menos una sangresucia cualquiera que no era más que escoria y vergüenza para una sociedad que día con día luchaba por salir adelante a pesar de esa invasión de porquería.

Un cosquilleo le recorrió el brazo, uno violento. Los ojos verdes entornados en un gesto de furia, de decisión. No lo pensó ni siquiera un segundo, estaba ahí, el impulso, el gesto.

-Avada Kedavra.

Era la primera vez que pronunciaba esa maldición, ¿razones? las tenía de sobra
TOP
Selene Segre
Posted: Sep 1 2011, 03:26 PM


7° Curso. Cazadora
Group Icon

Group: Slytherin
Posts: 513
Member No.: 150
Joined: 1-June 11



Su hechizo impacto en el piso, lo supo aun antes de ver como Zheng se le acercaba y la petrificaba. No podía entender cómo algo tan sencillo como dejar un aula ordenada había terminado tan complicadamente. Tan pronto como la conjuración de la asiática le impacto, sus músculos se contrajeron pegándose a su cuerpo, impidiéndole moverse de cualquier manera y producto de ello cayó hacia atrás golpeándose contra los escalones.

Si se hubiera podido mover la habría atacado, pero dadas las circunstancias solo pudo sentirse frustrada, enojada, desprotegida, inútil… Justo como el día en que Tobias le había aplicado ese sonorus, sin embargo, hasta en ese momento ella había podido defenderse aunque fuera solo un poco, en cambio ahora estaba a merced de la voluntad de Kumiko, una voluntad que seguramente no sería nada buena. No se imaginaba lo que la niña ravenclaw quería con ella, bueno obviamente vengarse de alguna forma por lo acontecido en la torre, sin embargo observar como sacaba ese cuchillo le ocasiono un pánico indescriptible.

Selene no sabía mucho sobre los muggles, ni sus costumbres, ni su forma de vida, ni su comida ni nada, simplemente sabía que tenían armas para matarse unos a otros y que una de ellas eran los cuchillos. Y le tenía miedo, a eso y a las balas a pesar de nunca haber visto una, por que cuando un muggle atacaba no se detenía a pensar en lo que estaba bien o mal, no se ponía a pensar en nada mas que en el deseo de sangre y era bien sabido por todos los magos que los sangre sucia compartían esa necesidad, por eso eran tan peligrosos y debían exterminarse, eran como salvajes que intentaban parecer educados. Kumiko era de esas, aparentando ser buena y al final sacando ese muggle que llevaba dentro.

Su respiración empezó a entrecortarse, las lágrimas salieron de sus ojos aún antes de ver y sentir como el filo de la navaja entraba en su palidísima piel, provocándole un dolor terrible, el cuchillo que se hundía lo suficiente y al retirarse le dejaba el paso libre a la sangre, su preciosa sangre que salía de su cuerpo. Le dolía pero no pudo hacer nada por evitarlo, simplemente llorar sin emitir sonido, sin poder moverse o gritar. Y la sensación de impotencia en su estómago, de miedo y ansiedad, sus gritos en la cabeza, esos gemidos de dolor que luchaban por abrirse paso en su garganta, todo se le juntaba sin poder salir, sin poder expresarse y la sangre… la sangre que seguía derramándose, sentía que se le iba la vida sin poder hacer nada.

No pudo sentir si Zheng volvía a tocarla, por que una parte de su mente se negaba a seguir prestando atención, era suficiente sufrimiento ya como para seguirse torturando de esa forma. Sin embargo volvió a sentir otro corte provocado ahora en su otra muñeca… ¿estaba loca? ¿en verdad pensaba matarla?... Fue entonces cuando todo se volvió mas claro, una luz proveniente de la parte alta de las escaleras las envolvió, pudo escuchar conjurar a Damien y supo lo que pasaría aun antes de ver el rayo verde cruzar distancia…
TOP
Kumiko Zheng
Posted: Sep 1 2011, 04:14 PM


6° Curso.
Group Icon

Group: Fantasmas
Posts: 77
Member No.: 156
Joined: 6-June 11



No se sentía cómoda con lo que estaba haciendo, sus manos temblaban incluso después del primer corte pero ya no había marcha atrás por algo había regresado a la escuela, había estado esperándola. Ya no mas la niña asustadiza de siempre, eso lo había decidido. No pudo sonreír cuando su hechizo impacto a la rubia, no sintió nada en lo absoluto cuando su mano temblaba con el cuchillo en la mano y lo enterraba haciendo que su preciosa sangre se derramara, al parecer ya estaba al borde de la locura, se había dejado consumir por el odio, aunque sabía que eso terminaría matándola tarde o temprano ¿se arrepentía? No lo sabía, simplemente se dejo guiar pos sus impulsos para derramar también la sangre de su otra muñeca, ya no podía detenerse y no sentía enojo ni frustración, solo dolor, quería terminar con todo, quería terminar con ella, pero no podía pronunciar palabra alguna.

Reflexionaba a la vez que la veía en las escaleras, tan indefensa tan frágil ¿por qué no pudimos ser amigas? Se preguntaba a sí misma ¿porque preferiste los ideales absurdos? ¿por qué no pudimos conocernos en otra vida? Decía entre susurros y giraba su cabeza mientras intentaba examinar su rostro con delicadeza.

En ese momento pensó en Tobias, fue un gran recuerdo, el beso que se habían dado, y el que le había regresado el día de la invitación, pero ya todo eso quedaba atrás todo eso terminaría. El cuchillo no lo había traído para Segre pero las cosas se salieron de control obligándola a usarlo sin razonarlo, sin embargo ya no había marcha atrás.

Recordó también brevemente a sus amigas y como eran antes de morir. Pero eso solo la hizo sentirse triste y enojada, todos sus sentimientos encontrados parecían emanar con la figura de Selene desangrandose. Sin sentir remordimientos o culpa por lo que estaba haciendo ahora, llevaba en la bolsa interna de la túnica una carta para Tobias, pues antes de hacer ese desagradable acto quiso dársela, pero no pudo, ni si quiera lo había visto desde que entro a Hogwarts no sabía si había regresado a la escuela, ya era demasiado tarde, ya no había marcha atras y todo terminaría pronto.

Iba a terminar con la vida de Selene cuando se vió envuelta en una poderoza luz, alzo la mirada cuando escuchó conjurar a alguien, pero el rayo verde impacto en su cuerpo. No supo que paso ni supo quién era, pero ya no importaba, por que lo que pretendía hacer ella misma lo había hecho alguien más, por fortuna todo termino rápidamente y la oscuridad pudo consumirla lentamente.
TOP
Damien Holland
Posted: Sep 1 2011, 06:01 PM


7° curso. Golpeador. Mortífago
Group Icon

Group: Slytherin
Posts: 148
Member No.: 16
Joined: 26-March 11



No esperó a que el cuerpo de Kumiko se desplomara para correr hacia donde estaba Selene y apuntar a su muñeca con un episkey en cuanto tuvo oportunidad, preocupado por la sangre que corría por su piel. Apenas hubo hecho eso, miró hacia un lado donde Kumiko yacía sin vida y un torrente de emoción desconocida se apoderó de él al saberse dueño de esa muerte, dueño de esos ojos sin vida. El corazón le palpitó de manera tan acelerada e incluso no pudo evitar sonreir abiertamente mientras se perdía un poco en la completa inmovilidad del cuerpo cuya vida se había cobrado.

Fue un segundo de lucidez, un despertar poderoso. Estaba hecho para eso. La magia había corrido por sus venas como nunca antes lo había hecho y la emoción que había sentido al pronunciar aquél hechizo había sido incalculable. Estaba hecho. Miró a Selene con una mirada distinta en los ojos verdes, como más despierto, como más liberado y seguía sonriendo a pesar de todo.

-Estás bien, todo está bien.

Estaba seguro que por la pérdida de sangre podría desmayarse o algo así, que estaba débil. Y tampoco era buena idea dejar el cuerpo de Kumiko ahí así que tenía dos asuntos urgentes que resolver. Nadie le diría nada por haber asesinado a una sangre sucia que había pretendido hacer lo mismo con una hija de magos de familia respetable, con una alumna modelo.

-Ven, siéntate, voy a mandarle un patronus a Levine, ¿sí?

Seguía sintiendo el pulso acelerado y no podía ocultar la sonrisa, aunque cualquiera que lo mirara, tal vez incluso Selene, podría notar que no era una sonrisa del todo normal, aunque describirla en todo su potencial hubiera sido todo un reto. Él no pensaba en las cosas que Kumiko había perdido, hecho o dejado de hacer, ni siquiera la consideraba una pérdida en ningún sentido. Al fin se había terminado el trabajo que Selene había empezado en la torre de Ravenclaw, era un ciclo concluido, un círculo cerrado.

Se apartó de Selene solo un poco para conjurar el patronus que los salvaría de la situación un poco caótica en la que estaban. Y la conjuración se basó en un recuerdo combinado, de forma extraña porque uno era inmediato: Demi bailando sin parar hasta que se desmayó durante mucho tiempo de modo que tuvieron que llevarla a San Mungo por su culpa y la luz verde emanando de su varita matando a esa sangre sucia. El cuervo buscaría a Levine, no sólo para que procurara adecuadamente a Selene, sino para que hiciera algo con el cadáver, tal vez usarlo para la próxima clase de DCAO o lo que fuera.

-Mantente conmigo.
TOP
Selene Segre
Posted: Sep 2 2011, 12:04 AM


7° Curso. Cazadora
Group Icon

Group: Slytherin
Posts: 513
Member No.: 150
Joined: 1-June 11



No supo cuanto tiempo pasó entre ver el rayo verde darle de lleno a Kumiko, escuchar la voz de Damien dirigiéndose hacia ella, lanzándole un episkey hasta finalmente recuperar un poco de conciencia ¿Se había desmayado? No lo sabía, simplemente eran recuerdos fragmentados de una cosa y otra, sin conexión aparente. Incluso le costó trabajo enfocar la vista, prestar atención especial al tono de voz de Damien y a su sonrisa ¿Dónde estaba Zheng? La buscó con la vista, aun asustada y temblorosa, pero al verla ahí tendida en el piso con unos ojos ya sin vida, no pudo menos que llevarse una mano a la boca y sentir una arcada de miedo.

Pero su mano ni si quiera llegó a su boca, por que en el camino Selene visualizo su propia sangre y entonces toda la escena se le vino a la mente de golpe, un temblor extraño se apodero de ella y cuando Damien le aseguro que estaba bien solo negó con la cabeza, pero hasta ese simple gesto al que estaba tan acostumbrada consiguió marearla. ¿Cómo podía estar bien? ¿Cómo? Con la sangre aun en sus ropas, las lagrimas corriéndole por sus mejillas y esa odiosa sensación de impotencia ¡De miedo! ¿Cómo? Pero tampoco pudo articular palabra así que simplemente se limitó a hacer lo que le pedía: sentarse.

Apenas distingió su rostro, por que una especie de nube negra se apoderaba de sus sentidos, no podía enfocar muy bien nada, sin embargo notó su sonrisa ¿Por qué sonreía de esa manera? Jamás le había visto una sonrisa así, era muy extraño, la única cosa en la que la mente adormecida de Selene pudo fijarse.

Y no, no presto atención al hecho de que Kumiko estaba muerta, ni se permitió pensar que Damien la había asesinado, ni si quiera volteo a ver el cuerpo de la que minutos antes intentará asesinarla. Tampoco le dijo nada al slytherin que sonreía, por que no podía articular palabra, ni si quiera un gracias y solamente se quedó temblando cuando conjuró su patronus.

¿Se arrepentiría? ¿Llegaría el día en que pensara que la muerte de Kumiko había sido su culpa? No podía pensar en esas cosas, no quería pensarlas… No quería saber que los padres de Zheng se preguntarían toda su vida que era lo que había pasado con ella, ni en las implicaciones morales que significaban haber sido ella, Selene, precisamente quien comenzara toda esa cadena de odio que finalmente concluía ahí, con una muerte…

Al final lo merecía ¿verdad? Kumiko lo había empezado todo por haber nacido con magia… ¿Verdad?
TOP
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you

Topic Options
Locked Post
New Topic
New Poll



Hosted for free by InvisionFree* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.1391 seconds | Archive

SKINNED BY JULIET OF RCR, ATF, SP, RPG-D, THE FIREPLACE & CAUTION.