Free Forums with no limits on posts or members.
InvisionFree - Free Forum Hosting
Bienvenido a Old Hogwarts. Esperamos que disfrutes tu visita y te unas a nuestra activa comunidad rolera!
Estás visitando el foro como invitado y algunos temas y características están restringidos. Regístrate, crea un personaje y juega con nosotros!. Claro, no cuesta ni un galeón.
Join our community!
If you're already a member please log in to your account to access all of our features:


Name:   Password:






Puntos de las Casas
0
0
0
0




 
Pages: (10) [1] 2 3 ... Last » ( Go to first unread post )
Locked Post
New Topic
New Poll

 Dragones en Hogwarts, TRAMA
Ashford Burroughs
Posted: May 31 2012, 06:27 AM


Subdirector. Jefe de Slytherin. Profesor de DCAO
Group Icon

Group: Admins
Posts: 8
Member No.: 353
Joined: 7-April 12



De haber sido su decisión, hubiera seleccionado personalmente a los alumnos que tendrían derecho de presenciar la magnífica demostración de dragones provinientes de una de las reservas más ortodoxas de la República China, pero al parecer, Levine siempre tenía un as bajo la manga. No se había comentado en gran charla los planes que tendría para la noche de exhibición, pero parecía confiado con su decisión de haber abierto convocatoria a los estudiantes con grado suficiente para atender una exhibición.

Era una noche parcialmente nublada y algo ventosa, lo que subía un nivel la peligrosidad de aquellos Bola de Fuego chinos, pues era un principio natural saber que el fuego se descontrolaba con las ráfagas de viento. Aún así, no temía por los suyos (y por suyos no se refería precisamente a su familia) ni a rumores de negligencias por parte del personal pues si de algo se podía seguir jactando Hogwarts era del alto nivel de capacitación que tenían sus profesores, salvo algún par de nuevos elementos que servirían como nada más que chivos expiatorios y blancos de espionaje. Todo estaba bajo control.

En los lindes del bosque prohibido, en la zona de más fácil acceso y no muy lejana a la cabaña del guardabosques, se habían encendido algunas antorchas para iluminar el camino al que los estudiantes debían llegar. Era imposible que alumnos menores de quinto año tuvieran acceso al área pues esta estaba protegida con hechizos de edad tan efectivos como una revisión personal (o más) y el área designada tenía todas las ventajas logísticas que habían encontrado durante varias semanas de planeación, nada era fortuito.

Tenía por conocimiento que los dragones estaban siendo transportados en el mismo instante en que habían sido citados los estudiantes. No se trataba de animales sencillos de transportar y mucho menos de exhibir. Las enormes y orgullosas criaturas no permanecerían enjauladas como dóciles canes esperando un llamado de sus amos. El tiempo de permanencia en un claustro tenía que ser el mínimo, cualquiera que supiera comportamiento básico de dragones lo sabía, así que las cosas tenían un ajuste de tiempo perfecto y mientras los estudiantes comenzaban a llegar al área designada, en un largo corredor de árboles estrechos y una oscuridad densa y misteriosa sólo cortada por las antorchas, los Bola de Fuego chinos estaban siendo transportados desde un punto incierto del bosque hasta el gran claro donde serían vistos.

Ashford Burroughs, en una sobria túnica, escrutaba a los jóvenes magos que solían llegar en grupos pequeños o en parejas, haciendo notas mentales muy cuidadosas sobre quienes llegaban al lugar y quienes se abstenían. Ese era un dato importante, aunque nadie supiera aún por qué razón.
TOP
Josh Calloway
Posted: May 31 2012, 04:32 PM


7º Curso. Cazador. Metamorfomago.
Group Icon

Group: Hufflepuff
Posts: 240
Member No.: 39
Joined: 27-March 11



Dragones en Hogwarts, ¿eh? pues vaya. La nueva dirección sí que sabía hacer las cosas a lo grande. O una de dos, o querían hacer gala de su influencia en el mundo mágico al traer tan raros ejemplares o ... sencillamente habían urdido el plan definitivo para borrar del mapa a los indeseables alumnos del colegio.

¿Tejón a la brasa, alguien?

Aún así, se había propuesto asistir desde el momento en que vió el tablón de anuncios, haciendo propaganda del evento a bombo y platillo. Y la razón, o mejor dicho razones, de su asistencia eran bien simples: la primera y más obvia era que la exhibición era nocturna y claro, con su habitual insomnio no es que tuviera nada mejor que hacer por las noches. Nada mejor que debatirse en pesadillas, claro está.

La segunda era menos evidente. Josh sentía gran admiración por aquellas criaturas aladas, las consideraba tan majestuosas como peligrosas. Y aquella podía ser perfectamente la única oportunidad de su vida de ver un Bola de Fuego Chino, también conocido como el "dragón león". Sólo esperaba que los ejemplares de la exhibición fueran hembras, pues eran las más grandes e impactantes aunque también las más peligrosas, pero bueno, todos los dragones lo eran independientemente del sexo.

Aunque en un principio había decidido ir solo, acabó yendo con Jasmine, ya que ambos habían adquirido la costumbre de pasar la mayoría de las noches en vela. Se alegraba de ir con ella, no iba a negarlo, pero se le ocurrían mejores sitios a los que llevar a su amiga que a una exhibición dragónica en el bosque a plena noche.

- No sabía que te gustasen tanto los dragones como para privarte de tu sesión de pociones nocturna. Me ha sorprendido. - le dijo mientras llegaban al lugar donde los alumnos habían empezado a llegar poco a poco.

Conocía bien la zona de la exhibición, la había frecuentado con asiduidad durante sus lecciones de cetrería con Jack. Aquello le traía una gran cantidad de recuerdos, definitivamente tenía que ir algún día a la cabaña del guardabosques, donde se encontraba la tumba de la pequeña Serra. No pudo evitar lanzar una mirada nostálgica en dirección a la antigua residencia de Alden.

Parecía que Ashford Burroughs, el nuevo subdirector, era el encargado de coordinar y supervisar la exhibición. Le dedicó un respetuoso gesto de cabeza cuando sus miradas se encontraron, no había fingido durante su reunión de bienvenida con Levine para echarlo todo a perder a las primeras de cambio. Si iba a tener que infiltrarse, tenía que empezar a guardarse sus emociones, dejar de lado su orgullo y mostrar que estaba dispuesto a aprovechar la segunda oportunidad que el actual director había tenido a bien concederle.

- Odio a ese tipo - susurró para su amiga, mientras miraba respetuosamente al subdirector - Y sí, lo sé, no lo digas. Soy un falso. - pero bueno ese iba a ser su trabajo, ser un falso tan bueno que fuera capaz de engañar al mismísimo director de Hogwarts.

Se apoyó levemente en un árbol y esperó pacientemente a que empezara el espectáculo.

No le parecía que aquella noche ventosa fuera la ideal para una exhibición dragónica pero no dudaba en que el "respetable" equipo docente de Hogwarts lo tendría todo controlado a la perfección y ... jajaja, no claro que no. Estaba casi seguro que "algo" saldría mal y que los dragones acabarían por tener una suculenta cena, a saber:

Tejón a la brasa, pollo frito, león al horno y serpiente ... nah, seguro que "milagrosamente" las serpientes se libraban de entrar en el menú. O tal vez estallara un incendio masivo que purgaría a los indignos. En fin, todo era posible.

Se sonrió levemente por aquellos pensamientos, aunque solía mostrarse optimista con todo el mundo, las noches solían sacar sus pensamientos más negativos.

- Espero que a esas preciosidades no les gusten los tejones a la brasa. - dijo en referencia a los dragones que no tardarían en aparecer.

Y es que por muy optimista que fuera ... algo le decía que no iba a ser una noche muy ociosa. Y sin embargo, allí estaban, bravo.

TOP
Jasmine Hartmann
Posted: May 31 2012, 10:58 PM


7° Curso.
Group Icon

Group: Fantasmas
Posts: 517
Member No.: 21
Joined: 27-March 11



[Con una toma de Poción agudizadora del ingenio en la barriga ]
-----

Era cierto, de noche era cuando prefería ponerse a trabajar porque a esas horas nadie la molestaba y podía estarse en paz. Salvo Josh que pasaba la mayor parte del tiempo en la sala común también despierto a esas horas todo era tranquilo. Y tenía que decir que por muy amigos que fuera y que sintiera empatía hacia él y sus desvelos, cuando se concentraba en verdad poca atención le ponía. O a cualquier otra cosa, ya puestos en ello. Tampoco era secreto que Jasmine era usuaria fuerte de todo lo que se hervía, que probaba consigo misma todo lo que preparaba (salvo el fluido explosivo, obviamente) y que no dudaba dos veces en hacer uso de cuanto brebaje estuviera a su disposición. Esa misma tarde, por ejemplo, se había bebido toda una botella de agudizador de ingenio tratando de resolver un problema que le acababa de surgir en cuanto a la conservación de unos cuantos elíxires que tenía. Y había servido porque tenía ya varias ideas en puerta que quería probar.

Tan concentrada estaba en lo suyo que se había confundido bastante cuando Josh le preguntaba si ya se iban. Tardo en reaccionar y atar cabos y recordar que esa noche era la dichosa exhibición. A ella la idea de los dragones no le emocionaba tanto. Es decir, sí, sería impresionante ver uno tan de cerca, pero podía morirse tranquila sin sentir que se había perdido de algo si nunca ocurría. Lo suyo era más bien que Josh quería ir. Y si Josh quería ir le daba la impresión de que mucha s otras personas también lo haría, fuera por genuino interés o sospecha. Tejón leal era, no se dejaba solo a los tuyos.

Ella pocas veces había estado en el Bosque Prohibido. Porque claro, por algo era “Prohibido” y ella había sido la Hufflepuff obediente y responsable que nunca desobedecía a sus maestros y cumplía con todo lo que le pedían. Pero Jack Alden había sido importante para ella, y tenía que decir que mientras se acercaban, no le parecía tan atemorizador aunque estaba muy consciente que eso se debía al efecto del Ojo del Justo, que si el ojo era ya de por sí un lugar oscuro, de noche lo era aún más. No necesitaba las antorchas para guiarse, incluso le molestaban, y ella caminaba por el sendero marcado con toda la naturalidad de quien había estado ahí decenas de veces. No podía saberlo, claro, pero el ojo de cristal hasta brillaba un poco.

Obvio no pasó por alto a Ashford Burroughs. Le era despreciable y no podía creer lo que le había hecho a su propia sobrina. Tampoco ignoró las muestras de cortesía de Josh hacia el subdirector, gesto que por supuesto ella no compartió. Dibujó una media sonrisa en su rostro cuando le susurraba sobre la falsedad y le miró fugazmente. – Si estás consciente que no te van a creer nada si te sigues dejando ver conmigo, ¿verdad? – Porque a ver quien le creía lo de la educación y buenos modales hacia ellos cuando andaba para arriba y abajo todo el día con ella que no era ningún secreto del lado que estaba.

Cuando se detuvieron en el árbol ella se estiró para quitarse la pereza de encima, apoyándose también contra el tronco. Al escucharlo entornó los ojos y le dio un empujón con la cadera para tumbarlo y acaparar el árbol ella sola. Y a ver si así se ponía menos sombrío. – Eh, que el fatalismo y la paranoia es lo mío. Por intentar usurpar mi papel te quedas en el suelo. – Se rió un poco, pero claro, no perdía la oportunidad para recorrer a detalle con la mirada el claro frente a ellos. ¿Y ahí iban a caber bien todos ellos y los dragones?
TOP
Syd Crawford
Posted: Jun 1 2012, 12:39 AM


7° Curso. Cazador.
Group Icon

Group: Ravenclaw
Posts: 121
Member No.: 307
Joined: 19-December 11



-No de verdad, ¿qué cojones no tenías nada mejor que hacer?, como por ejemplo socializar con todos esos retrasados mentales que tienes como compañeros de casa, o depilarte las piernas y la zona del bikini como toda señori… ah no, perdón, a veces se me olvida que… tú sabes…-

En algún momento después de la cena, Cherry había tomado la decisión de pasar su tiempo libre con su primo, como si de alguna manera pensara que su presencia me era mínimamente agradable, aunque pensándolo más detenidamente y apegándonos al historial que teníamos en nuestra tan fraternal relación, esa era probablemente la única causa del porqué había decidido acompañarme a la exhibición de dragones que se llevaría a cabo esa misma noche en el colegio. Claro, los dragones por sí solos eran un motivo suficiente como para desvelarse y tal, ¿pero porqué acompañar a alguien que sabes que te detesta cuando bien podías ir solo o con alguna otra puta persona de todas las que existían dentro de Hogwarts?. Lo dicho… a esa chica le gustaba llenarme las bolas.

Cherry había llegado a Hogwarts hace relativamente muy poco tiempo, dándome la maldita responsabilidad de mostrarle cómo no perderse entre los pasadizos y las locas escaleras de este jodido castillo. Bien podría haberle dejado esa tan fastidiosa tarea a su amiguísima Luttrell, pero sinceramente aquella chica que parecía estar todo el tiempo con la cabeza metida dentro de un retrete sinceramente no parecía muy apta para dar tours ni mucho menos.

-Aún no me has dicho como va todo… ¿Jessy te ha contado algo?, ¿Algo relevante que no sean sus gilipolleces de niñas yonkis?-

Acordarme de la otra gryffindor también me hacía recordar por supuesto lo que había sucedido en la casa de Ewan con el cadáver viviente de Bojan, como lo habíamos tenido en nuestras manos durante un buen rato y también el cómo, inexplicablemente, habíamos sido tan imbéciles como para dejarlo escapar. Jessy había sido la última en conjurar unas (evidentemente) pésimas ataduras, y también había sido a la que el serbio le había arrebatado la puta varita como si de un maldito dulce se tratara, pero aún con eso de alguna manera sentía que el único responsable de que ahora Bojan anduviera por ahí aterrorizando colegialas en secreto era yo. Cobardemente y siendo presas del pánico, habíamos acordado silencio eterno al respecto, pero no podía evitar temer que en algún momento la inestabilidad emocional de la gryffindor terminara por echar a perder todo.

Finalmente llegamos a la zona en donde nos habían dicho que sería la demostración de dragones, bestias a las que por cierto jamás había podido ver en vivo y a todo color. Había muchos alumnos, incluyendo también muchos de esos nefastos puristas que, contrario a lo que se pueda pensar, lograba tranquilizarme un poco. Es decir, dudaba que las autoridades escolares tuvieran las intenciones de usar algún tipo de “accidente” para atacarnos siendo que el maldito lugar estaba lleno de estudiantes de todo tipo, o al meos eso me gustaba pensar.
TOP
Barunka Jentsch
Posted: Jun 1 2012, 10:47 PM


7to curso. Semiveela. Buscadora.
Group Icon

Group: Hufflepuff
Posts: 268
Member No.: 199
Joined: 13-July 11



Estaba algo malhumorada desde hacía unos días y cuando eso sucedía teñía su cabellera con alguna poción para dejar el rubio de semiveela por otro color más rudo, en esa oportunidad un rojo vivo que le gustaba mucho y que se parecía al de Jasmine Hartmann pero más rojo tomate, no había ninguna regla respecto a teñirse el cabello y eso, o al menos no la había habido antes así que supuso que no habría problema en que fuese así pese a que iba a estar seguramente en frente de cuanta autoridad hubiese, es decir, ¡quién no quería ver a los dragones! Con el paso de los días el color se había ido desvaneciendo y ahora parecía más la hermana o prima de su compañera de casa, aunque por el corte era evidente quién era quién. Para el evento en cuestión quiso recuperar su color casi tóxico, pero no tuvo tiempo, se quedó dormida y se fue con lo que llevaba encima y legañas a verlos, era en el bosque, para qué más que su buzo negro.

Y así, con el cabello suelto y desordenado fue hasta el Bosque Prohibido a la hora en la que los habían citado, sin decirle a nadie porque de hecho suponía que todos iban a ir y a alguien se encontraría por allí, había escuchado a Josh muy emocionado comentando el asunto y seguramente ya estaría allí con los demás chicos de su casa, en ese momento con el fastidio que tenía encima prefería rodearse de los suyos, quiso por un momento perder diez minutos buscando una poción para alargar de nuevo su cabello pero no era una fiesta ni nada, le gustaba más tenerlo por la cintura pero mejor si lo dejaba de ese modo ya que si se escapaba alguna flama no le quemaría demasiado el cabello. Esa era una excusa, era pura flojera porque no le gustaba ir buscando las crecepelo.

Llegó cuando todo mundo, o eso le pareció por la cantidad de gente que se arremolinaba en el lugar, como a todo mundo le gustaban los dragones aunque no se les quedaba viendo ensimismada porque una vez su madre le dijo que había una rivalidad eterna entre las veelas y los dragones, una de esas cosas ancestrales que se llevaban en la sangre y que seguramente le olían la semiveelez. Nunca supo si era por molestarla o por hacerla comer todo el puré de patatas, pero había arruinado sus vacaciones en Bratislavia, donde su abuelo tenía amigos que manejaban aquellas fantásticas criaturas. Nunca le había sucedido nada, pero ese miedo le era casi tangible aunque ya lo tuviese medio superado.

Llevaba las manos en los bolsillos y no tenía particulares ganas de hablar con alguien, saludó a Josh y a Jasmine por allí y les dijo que se daría una vuelta y volvería aunque no tenía muchas intenciones de hacerlo, no por ellos, si no porque no se sentía de lo más social. Vio por ahí a Syd con quién sabía quién, levantó la mano para saludarlo sin preocuparse por ser amable con su acompañante porque ni la conocía y no estaba con ganas de ser adorable ni nada de eso.

Paseó entre la gente y nada le supuso el suficiente impacto como para quedarse en un grupo, acabó por recostarse contra un árbol con los brazos cruzados y el ceño algo fruncido esperando que iniciase el espectáculo, ni siquiera se había dado cuenta de que ni miró a Ashford Burroughs al entrar por estar un poco ensimismada. Sacó de su bolsillo derecho un encendedor y unos cigarrillos, si ya había a haber dragones el humo no sería problema, además lo peor que podían hacerle por eso era castigarla, ni que le fuesen a romper la cabeza por fumar. Con la primera calada se sintió más calmada, seguramente por pura sugestión, pero hasta le dieron ganas de buscar a alguien a quien unirse para ver a los dragones por si eran verdad las historias de su madre, miró alrededor sin mucho esfuerzo esperando encontrar a alguien cerca para evitar caminar demasiado.

TOP
Sandra Larson
Posted: Jun 1 2012, 11:30 PM


7º Curso.
Group Icon

Group: Hufflepuff
Posts: 49
Member No.: 331
Joined: 18-February 12



Podía decir que las cosas con Dave se estaban dando de buena manera o eso era lo que creía ella. Después de su escapada a la torre de astronomía y la misión exploradora a la Sala de los Menesteres que había seguido, habían quedado un par de veces más en esos últimos días para seguir hablando de música o de cualquier otra cosa y también seguirse besando. Se había llevado hasta sus baquetas ya gastadas y sujetas a cirugía con cinta adhesiva oscura para poder golpear el piso cuando él tocaba imaginando por ratos que estaba rodeada de splashes y crahses a izquierda y derecha.

Le gustaba pasar el tiempo con él, o qué coño, le gustaba él y ya. De repente a veces lo notaba como distante, como que se detenía por un instante y se perdía en sus pensamientos y la mirada le perdía un poco de vitalidad, pero no sabía bien el por qué y no se sentía en lugar de preguntar. Imaginaba que si fuera algo que quisiera contar ya lo habría hecho y ellos no eran ni novios ni nada como para tratar de forzarlo a soltar lo que le aquejaba aunque fuera por su propio bien. Es decir, sí, le gustaba mucho y se sentía muy a gusto con él. Era bueno estarlo conociendo más y hasta le daba un poco de remordimiento el que el acercamiento hubiera ocurrido apenas ahora cuando estaba tan próximo a graduarse, pero ya ni modo. No se hacía quebraderos mentales por eso porque era de las cosas que más le desesperaban, el volver complicado algo tan sencillo como el gustar de otra persona sólo por atolladeros mentales. Por eso tampoco ni se ponía nerviosa ni se sumía en la paranoia sobre por si salir y gustarse y besarse a cada instante eran algo más, si iban encaminados a algo serio o si simplemente pasaban un buen rato y ya. Era de la creencia de que las cosas se iban dando solas sin tener que corretear nada ni preocuparse por etiquetas o formalidades, porque si ambos lo pasaban bien entonces ¿qué importaba todo lo demás? No estaba enamorada aún ni dispuesta a dejar todo e irse de gira con él a Nueva York, pero no descartaba que si todo seguía siendo de esa manera, sintiéndose tan natural estar con él y entenderse de esa manera, tal vez pudiera ocurrir. Hasta a los besos en la frente se había acostumbrado y ya no podía decir que le desagradaran ni nada pero tampoco le había preguntado qué manía tenía con eso.

Lo de los dragones tenía a todo Hogwarts revolucionado por un millón de razones y ella no quedaba exenta del embrujo y fascinación que esas criaturas causaban. Tenía muchísimas ganas de ir y por eso cuando Dave le comentaba lo de ir juntos más demoró él preguntando que ella diciéndole que sí. Habían quedado de verse en el Hall de entrada. Se había recogido el cabello en un moño alto y desordenado porque con lo alborotada y rebelde que tenía la melena no dudaba que se fuera a enredar en las ramas bajas de los árboles y entonces iba a perderse todo el espectáculo por intentar zafarse. Esperaba que no le diera frío porque no creía que el bosque prohibido a esas horas fuera precisamente acogedor. O a ninguna hora, de hecho.

Se encontró con Dave y le saludó sonriente. Le besó la mejilla y le dio un empujoncito para que comenzaran a moverse que no quería llegar tarde y perderse el comienzo de la exhibición. Era imposible perderse gracias a las antorchas que indicaban por donde era que había que ir. La sonrisa en el rostro se le desvaneció en cuanto pasaron frente al subdirector Burroughs e incluso agachó la cabeza un poco. No sabía absolutamente nada de lo que había pasado con él, Dave, su hija y su sobrina Frances pero no necesitaba saberlo. Le tenía miedo de la misma manera en que le tenía miedo a Levine, aunque le gustaria no sentirse así.

- ¿Y si nos quieren ver la cara y en vez de dragones traen lagartijotas disfrazadas? - Le susurró medio en broma ya habiendo dejado atrás al subdirector y sintiendo que se relajaba de nuevo. Le costaba hacerse bien a la idea de que iba a poder ver dragones de verdad, ¡ella! Había en pensado hasta pedirle prestada la cámara de fotos a una compañera de su casa que nada quería tener que ver con la exhibición porque los dragones le daban miedo, pero no estaba segura sobre qué tan buena idea sería comenzar a soltar flashazos frente a ellos. Lástima.
TOP
Dave Rayder
Posted: Jun 1 2012, 11:47 PM


Tabernero ayudante de Las Tres Escobas
Group Icon

Group: Mundo Mágico
Posts: 278
Member No.: 148
Joined: 28-May 11



Cuando vio en el panel de anuncios que iba a haber una presentación de dragones no estaba seguro respecto a ir, no estaba con demasiadas ganas de hacer nada en realidad, le gustaba estar con Sandra y con algunos de sus amigos pero hasta ahí llegaban sus ánimos de pasarlo bien o de moverse de su Sala Común porque le gustaba ahogarse un poco en el jugo de su mierda, sólo para asimilarla mejor y así superarla de una vez porque si se sentía tan incapaz de hacer algo no era saludable que conservase todo eso, y ni siquiera podía tener allí su guitarra eléctrica o su batería, apenas con su guitarra acústica debía intentar saciar sus ansias de mandar todo al centro de la Tierra, había roto varias cuerdas en el intento.

Se hubiese quedado allí con su guitarra en la habitación esperando que nadie interrumpa o mejor aún, que nadie lo delate por tener allí la guitarra, pero era tal la conmoción que supuso que todos querrían ir, sobretodo Sandra porque bueno, pensaba en ella mucho y le gustaba la idea de hacer algo fuera de lo común en la escuela ya que les era casi imposible salir a menos que estuviesen dispuestos a recibir un buen golpe o un Avada Kedavra lleno de furia por parte de cualquiera de los del cuartel del terror que ahora dominaba todo aquel castillo que alguna vez fue casi su segundo hogar.

Como hizo alguna otra vez escribió en un pedazo de pergamino una nota para ella, prefería eso a los Patronus porque le parecía algo más personal, nunca se sabía quién escuchaba un Patronus o si llegaban bien, no entendía bien esas cosas y las cartas eran eternas, no se imaginaba el día en que alguna otra cosa sirviese mejor que un papel escrito a puño y letra, ni siquiera las máquinas de escribir le parecían lo suficientemente personales como para comunicar algo a distancia. Como no quería ir hasta la lechucería le pidió a una chica de su curso que le prestase su búho y envió la carta a Sandra en lo que iba a su habitación a ducharse y a cambiarse que todavía seguía con la ropa de la escuela y faltaba como media hora para que empezase todo.

Sandra, ¿irás a la presentación de los dragones? Avísame si quieres que vayamos juntos, dicen que le van a cocinar el culo a Levine. Ojalá lo hagan al ritmo de Highway to Hell. Nos vemos en el hall de entrada.

El hijo perdido de Rich.


Se duchó lo más rápido que pudo y se cambió con lo de siempre, pantalón negro y una camiseta blanca sin mangas con una foto de la banda, botas como toda la vida y encima una chamarra de cuero negro porque si bien seguramente iba a haber un calor infernal con los dragones en ese momento corría una brisa que desencajaba con el clima actual, miró por la ventaba de su habitación para saber si llovía o algo, pero no, sin embargo la luna estaba casi totalmente oculta tras un montón de nubes que la dejaban en un segundo plano, tenebrosa y grisácea, tal y como su madre decía que estaba cuando había algún mal presagio en el aire. Nunca creyó en esas supersticiones, pero por si acaso llevaría bien aferrada su varita que más que por él temía por Sandra aunque fuese seguramente de lo más capaz.

Fue hasta el lugar en el que habían quedado y apenas la vio se acercó a ella con pasos largos, evidenciaban sin remedio que estaba con muchas ganas de verla como si no hubiesen quedado hacía apenas dos días, le dio un beso en la mejilla también y no porque no le faltasen ganas de besarla en los labios, pero como no tenían nada formal no pensaba que fuese algo bueno ir dando muestras de cariño excelsas cuando había tanto chisme, sólo le dijo que se veía muy bonita. Ahora le encantaría un nuevo número de El Escuchón para relajarse de todo eso que había alrededor de ellos. Fue a su lado hasta la exhibición hablando de todo con una sonrisa, pero su expresión se tensó al ver al subdirector. Lo saludó con respeto, no por convicción si no por el episodio con Frances, no quería ni tener la posibilidad de causarle algún problema a la Slytherin por orgulloso o por demostrar un punto.

-A ese hay que temerle, parece que comiese víboras en el desayuno…-no le había contado lo del aula ni lo pensaba hacer, para qué asustarla o preocuparla contándole ese tipo de cosas cuando tenían tantos temas de conversación.-Yo me fui a Halloween disfrazado de un bicho verde, hubiese traído mi disfraz pero capaz me confundían con alguna hembra casadera.-se rió en lo que buscaba un buen lugar y encontró cerca de un montón de árboles jóvenes un grupo de rocas altas que alcanzaban como para que se sentasen cómodos y que nadie pudiese taparles el espectáculo.-Si tienes hambre traje galletas, o con unos Accio le robamos comida a alguien. ¿No tienes frío? Si quieres te presto mi chamarra hasta que lleguen los dragones a hacernos vitorear.
TOP
Gabrielle Bloom
Posted: Jun 2 2012, 04:20 AM


Auror .Legeremaga nivel 1
Group Icon

Group: Aurores
Posts: 301
Member No.: 8
Joined: 25-March 11



Dragones. No necesitaba escuchar ni leer nada más. Había leído dos veces el pergamino para estar segura de que verdaderamente habría dragones en Hogwarts. No contaba el fracaso con el que se habían encontrado en esa clase de Dragones que el idiota del padre de Harleen pretendía darles. Habían ido porque verían dragones, y al final, resultó ser todo una completa farsa; sin embargo, suponía que en esta ocasión todo sería verdad.

Ese mismo día por la tarde la asaltó un mal presentimiento. ¿Y si todo ese espectáculo era para terminar con ellos de una vez por todas? ¿Y si los dragones estaban entrenados para asesinaros y chamuscarlos? No podía evitar sentirse así. Todos sabían lo que había sucedido con Frances y con su tío. Gabrielle tenía una vaga idea por lo que le había dicho Adrich que era prácticamente lo mismo que se escuchaba en la radio o se leía en los periódicos. ¿Y si todo salía mal?

Apartó esas ideas de su cabeza mientras bajaba hacia el hall para ir hasta los lindes del bosque prohibido intentando hacerse a la idea de que eso no era algo malo y que debería estar emocionada por ver a los dragones. Había estado bastante ausente esos últimos días porque cada vez estaban más próximos a os EXTASIS y aún sentía que le faltaba mucha preparación. Empezando por la materia que Levine impartía. Quizás una forma de salir adelante con al asignatura sería pedir tutorías personalizadas de parte del ahora director, pero el orgullo de la castaña era mucho más grande que sus ánimos estudiosos y sus ganas de aprobar dicha materia. No iría a él después de haberse salido de esa clase donde intentaban revivir los cuerpos de esas personas inocentes.

Al llegar al claro donde estaban comenzando a reunirse todos encontró con la mirada a Josh y a Jasmine. Había quedado de reunirse con Aldrich ahí mismo así que fue hasta donde estaban sus amigos.

-¡Hola!--saludó animosamente mientras se hacía paso entre la gente que estaba cerca de ellos no sin notar el cabello pelirrojo de Barunka que comenzaba a perder el tono inicial. Rodó los ojos y luego volvió a mirar a Jasmine y a Josh-¿Me puedo sentar con ustedes?

Sonrió después de darles un beso en la mejilla a cada uno y luego miró a Ashford Burroughs. Se mordió el labio inferior y resopló, luego miró a los Hufflepuffs y añadió con voz bastante sigilosa-Díganme que no soy la única que piensa que aquí hay gato encerrado.-pensó que quizás los dragones no tardarían en aparecer porque recordaba haber leído que no se les podía tener encerrados durante mucho tiempo, de lo contrario, las consecuencias podrían llegar a ser catastróficas.
TOP
Jasmine Hartmann
Posted: Jun 2 2012, 05:56 AM


7° Curso.
Group Icon

Group: Fantasmas
Posts: 517
Member No.: 21
Joined: 27-March 11



Había visto a Barunka con, se le ocurría, cada color de cabello habido y por haber, pero aún así la tarde en la que entró a su habitación para verla pelirroja neón se había sorprendido. Igual no creía que le quedara mal aunque el brillo del tinte recién aplicado se estuviera desvaneciendo, que para poder llevar un color tan estridente se necesitaba de cierta actitud y sin duda la semiveela de eso tenía de sobra. Hasta le recordaba la vez que había teñido el cabello de Harriet rosa chicle por error...

Entre su nuevo estilo y el Ojo del justo la había notado casi de inmediato, pero no había dicho nada. Sólo la saludó de la misma manera como la semiveela hacía y además le dirigió una seña que pretendía dar a entender que ahí iban a estar por si se le daba la gana.

La que si se acercaba a ellos era Gabrielle Bloom, a quien besó en la mejilla para devolverle el saludo. Tenía ya algo de nociones sobre el odio declarado que existía entre ella y Barunka, porque uno no permanece inmune a los chismes por mucho tiempo en ese Castillo y seguro que ahora la Hufflepuff no se acercaba ni por error pero Jasmine sostenía una posición de que no era su problema.

Era difícil que alguien le desagradara al punto de no querer ni estar en la misma habitación porque estallaba. Le pasaba con los puristas, obviamente, pero fuera de ahí únicamente con Eugenie MacEachern. Ni siquiera con Frances cuando le daba miedo de que la golpeara por loca le había provocado comportamientos así, que Jasmine siempre había preferido evitarla y ya. Por su carácter tenía mucho más en común con Gabrielle que con muchas de las personas con las que ahora frecuentaba. O lo había tenido, por lo menos.

No iba a meterse en dramas ni mirar mal a nadie que no le hubiera hecho algo directamente a ella. Si se había puesto pesada con Jessy en la borrachera de la sala común porque no le gustó en lo más mínimo que trajera a colación su vida sexual como si fuera cosa de chiste. Que si había gente que no le importaba discutirlo con quien fuera no le importaba, a ella no le gustaba. Y borracha menos. Pero no era que tuviera algo personal arrastrando contra la rubia.

- Si si, donde quieras. Pero Josh está castigado así que él se queda en el piso. - Le sacó la lengua de manera juguetona. ¿En qué momento se habían invertido los papeles y el era el todo mala cara y ella trataba de animarlo un poco?

La pregunta tan sigilosa de la Gryffindor le hizo esbozar una media sonrisa en el rostro y negar suavemente con la cabeza. - Nop. - ¿Que si era la única que temía que algo fuera a pasar? ¡Ja! - Pero así es como nos sentimos ya siempre, ¿que no? - Precaución o paranoia, daba igual, lo central era no bajar la guardia en ningún momento. Ella, por lo menos, se entretenía bastante estudiando lo que veía del bosque en lo que los dragones llegaban.

TOP
Josh Calloway
Posted: Jun 2 2012, 08:36 AM


7º Curso. Cazador. Metamorfomago.
Group Icon

Group: Hufflepuff
Posts: 240
Member No.: 39
Joined: 27-March 11



Sí, ciertamente, si se dejaba ver por todas partes en compañía de Jasmine no iba a convencer nadie de que había cambiado sus lealtades. Pero vamos, tampoco era que en la casa Hufflepuff abundaran los puritas, ni los sangre limpia ni nada por el estilo, no había mucho donde escoger aunque quisiera. Además, tampoco iba a engañar a nadie si, tras prácticamente seis años de ir arrastrando por la vida ideas y compañías liberales, cambiaba radicalmente del día a la noche al bando purista. No, aquello tenía que ser un cambio progresivo para resultar creíble y el primer paso ... era manifestarlo en la actitud (por mucho asco que le diera)

La llegada e ida relámpago de Barunka le hizo encogerse de hombros, alguien parecía no tener su mejor noche. Por no mencionar que tardó unos segundos en reconocerla por aquel cambio de look tan radical que llevaba. La saludó con un fugaz guiño a la vez que asentía cuando dijo que se iba a estirar las patas y luego volvería.

- 10 galeones a que no vuelve - le dijo a Jasmine mientras la nueva pelirroja se alejaba de ellos.

Hablando de pelirrojas, la reacción de la tejón a su comentario sobre estos últimos a la brasa no se hizo de rogar: empujón y al suelo. Así que el fatalismo y la paranoia eran cosa suya y de nadie más, claaaaro.

- Cuando soy optimista porque soy optimista y cuando me muestro negativo porque la negatividad es lo tuyo. Misterio solucionado, disfrutas llevándome la contraria. - le dijo mientras arqueaba las cejas y la miraba desde el suelo.

En aquel precisamente momento llegaba Gabrielle, ¡vaya, si al final iba a ir media Hogwarts a la exhibición! La saludó con otro guiño, siempre era agradable encontrarse con su "acompañante de compras". Él no sabía nada de la rivalidad que existía entre Barunka y Gabrielle, ni menos aún que toda aquella pelea era por un chico, el tal Aldrich. De la única enemistad de la que era consciente era la de ... Frances y Jessy, como para no saberla después del espectáculo ocurrido en los terrenos.

- Sí bueno, pero a mi siempre se me ha dado muy bien saltárme los castigos. - respondió dedicándole el mismo gesto a la pelirroja mientras se incorporaba de nuevo.

El comentario negativo de Gabrielle le hizo sonreír, definitivamente algo olía a ... "quemado" en aquella exhibición y por muy optimista que uno fuera, resultaba algo evidente. O eso o se había contagiado un poco de la amargura de sus amigos. Por Morgana que esperaba que ese no fuera el caso.

- Ah, así que ella puede decir comentarios negativos sin que la tires al suelo, ¿eh? - dijo con un tono medio en broma, medio ofendido - Gracias por confirmarme que soy especial para ti. Aunque sea de esta forma tan cruel. - añadió mientras sonreía con ironía.

Empujó levemente a la pelirroja para recuperar su lugar en el árbol y volver a apoyarse. En el suelo no se estaba mal, pero prefería permanecer de pie, si a Jasmine no le importaba, claro (ironía)

- Ven aquí, Gabrielle, a mi vera. En este árbol donde caben dos caben tres. - dijo sonriendo a la vez que señalaba el lado del tronco a su derecha.
TOP
Barunka Jentsch
Posted: Jun 2 2012, 05:34 PM


7to curso. Semiveela. Buscadora.
Group Icon

Group: Hufflepuff
Posts: 268
Member No.: 199
Joined: 13-July 11



Nada bueno sucedía y ya se le había acabado el primer cigarrillo, decidió que era hora de ir a convivir por la santa bienaventuranza de su cuerpecito, que mejor estaba acompañada ya que a ninguno de los puristas parecían faltarle ganas de tomarla de rehén, hasta pensaba que era la favorita para esos jueguitos por su cabellera rubia y la semiveelez, al menos esa noche era pelirroja y algo pelicorta, por lo que al menos no sería tan diferenciable o eso creía. Volteó a ver quienes estaban por allí pero o parecían estar en dulces parejitas o demasiado emocionados como para compartir un cigarrillo con quien quizá les contase que cabía la posibilidad de que los dragones la odiasen por tener sangre de veela, pero por si acaso no diría nada al menos al inicio.

Se estiró hacia arriba poniéndose hasta de puntas y craqueó un poco su espalda y su cuello, decidió que además de ser una buena opción porque en realidad le agradaban mucho lo mejor era ir con Josh y Jasmine, que eran finalmente tejones como ella y que con el tiempo habían ido afianzando lazos de amistad que la rubia consideraba importantes, es decir, no como Kris o Frances, pero sí bastante fuertes como para dar algunos buenos golpes en su nombre. Si no supiese que Jasmine estaba con uno de los Alechinsky estaría segura que salía con Josh, siempre se les veía juntos como a Larson y Rayder, pero mientras no fuese su novio el cara de lagartija de Tobías no tenía problema alguno.

Caminando hacia donde estaban ellos se topó con algunos conocidos y los saludó como todos los días, sólo hacía alguna mueca de emoción que los demás repetían porque el sentimiento colectivo era de total excitación por la presentación que se hacía esperar, poco tiempo pero de todos modos con la expectativa en el aire parecía que ya había pasado una media hora. Casi había llegado hasta donde Jasmine y Josh cuando vio nada más y nada menos que a la malagradecida –con Jessy, con ella ni qué cuernos, excepto los que le puso su bonito novio con la semiveela- de Gabrielle compartiendo con ellos, con su cara de autosuficiencia tonta.

Por supuesto que eso no la detuvo, caminó al mismo paso pero con una sonrisilla malvada bien puesta en el rostro, ella no iba a cambiar su ruta porque la sosa estuviese allí, al menos no estaba el pendejo de su novio como para que despertase en ella el gran demonio despiadado que llevaba dentro para hacer una barbaridad de esas que le gustaban pero que no quería que terminasen jodiendo a Calloway o a Hartmann, que ellos sí eran de su total agrado. Pero sería un reto sólo con Bloom, si había soportado a su mejor –peor es nada- amiga Jessy, podía soportarla a ella con todo lo ridícula que era, seguro hasta taquitos había llevado para intentar verse medianamente bien.

-Buenas noches niños de la noche, no les importa que me les una, ¿verdad?-preguntó sin pedir permiso en realidad, sólo siendo formal falsamente porque ahí estaba Bloom, pero no era esta vez para joderla del peor modo que pudiese. Ella estaba paranoica no tanto por los puristas como por los dragones, pero eso no quitaba que pensase que sería divertido molestarla un poco con su presencia aunque para esa noche no planease nada más que ver el espectáculo y fumarse unos cigarrillos con amigos y no tan amigos.-¿Alguien se siente dragón como para fumarse un cigarrillo? Son solo de tabaco, aviso porque aquí nunca se sabe.-por eso y para no escandalizar a la santa.-

TOP
Jessy Luttrell
Posted: Jun 3 2012, 03:14 AM


7° Curso
Group Icon

Group: Gryffindor
Posts: 617
Member No.: 63
Joined: 29-March 11



El mal humor de Jessy había escalado a puntos insospechados. Siempre era un mal día, pero las últimas dos semanas habían rebasado todo límite imaginable. Los profesores pedorros, su hermano tocándole los ovarios todo el santo día, la llegada de Cherry el penoso primer encuentro… La extraña juntada en la sala común huff, la muerte de Louluo… Su sentimiento general, es que ella no tenía nada que ver con toda esa gente, que nadie la entendía ni apreciaba y que estaba bien así, pues eran todos unos idiotas en menor o mayor medida… que de todas formas no podría ser diferente pues ella no quería adaptarse a ese mundo que odiaba y le odiaba…Y cada tanto, cuando lograba afinar con alguien aparecía una interrupción que retrocedía todo.

Así había vuelto a las drogas que con tanta voluntad había dejado una vez muerto Ewan. Se había contactado con el idiota de Miller que no tuvo ningún reparo en intercambiarle bolsitas blancas por monedas doradas… y se pasó los días encerrada en un baño de la torre gryffindor, al que se tomó la molestia de ponerle un cartel de clausurado. Jessy no necesitaba comer, así que con una almohada, una manta, agua y jabón le era más que suficiente. Ni siquiera era como las plantas que necesitaban la luz del sol, a la rubia: un espejo y sus pinturitas.

Pero nada duraba para siempre y en eso llegó su mellizo a romper las guindas, a aburrirla con sus discursitos moralistas y hacer explotar el baño en post de obligarla a que activara. Que fuera a su dormitorio, tomara el primer abrigo que encontrara y lo acompañara a ver los dragones. Jessy con su ya conocida cara, tomó el mejor tapado negro de terciopelo que tenía, se puso hermosas botas de taco chino para no terminar enterrada en el barro del bosque y se mantuvo todo el camino inmutable, aguantando las frases infames de John y callando la boca, que si la abría seguro empeoraba las cosas como siempre.

Blablabla drogas, blablabla responsabilidades, blablabla de estupideces. Y ella con los brazos cruzados al pecho, más atenta a identificar a todos los idiotas que iban al suicido incendiario, que en buscar la forma de que John cerrara el pico de una puta vez. Vió a Cherry con Syd y se le hizo un nudo horrible en el estómago, tan pesado que tuvo que desviar la vista incluso con la posibilidad de encontrarse con el infame de Burroughs, o la idiota de Burroughs… También distinguió al grupito huff más allá, dos coloradas por el precio de una, o tres mejor dicho, porque Gab era gry, o cuatro si se contaba que el rubio era metamorfomago, y convencida de que a ellos menos que menos quería acercarse siguió su visaje para completarse el termómetro de mala onda al ver a Dave con Sandra y desatarse el nudo del estómago por el revoltijo de celos que le entró.

Y su hermano interrumpiéndole los buenos pensamientos de que ojala los dragones incineraran a cada puto alumno de Hogwarts, por comentarle de sumarse, justamente, con los huff y Gab. Jessy lo fulminó con la mirada y autista se dió la media vuelta. Que John hiciera lo que se le viniera en gana, ella ya había cumplido, estaba ahí y vería el espectáculo, ese era el trato, no ir a hacer sociales con gente desesperante. Era preferible, y no solo para ella sino para todos, que se quedara ahí sola a que se sumara con quien sea a arruinarles la noche con su mala onda eterna. Además así podía ver bien bien y sin distraerse, quienes eran los primeros que sucumbían a la patraña aquella del circo de lagartijas lanza fuego.
TOP
John Luttrell
Posted: Jun 3 2012, 04:32 AM


7° Curso.
Group Icon

Group: Fantasmas
Posts: 45
Member No.: 66
Joined: 30-March 11



La verdad, que el castillo no estaba tan mal. Si bien el comité de disciplina era de temer y notoriamente parcial, revanchista e injusto, si uno no se metía en líos, no pasaba demasiado… Y como John era de la teoría que de uno u otro modo no había que meterse en líos o hacer cosas ilegales, a veces se encontraba hasta estando de acuerdo con los castigos, pero obviamente se lo guardaba para si, porque si uno decía algo que no fuera insultar al sistema lo tildaban de derechoso conservador antimuggle inmediatamente.

Y ahora, la noticia del espectáculo de dragones. Si John hubiera sido una quinceañera lo hubieran visto brincar dejando una estela de chispitas de colores, de un lado a otro del castillo, tremendamente contento e ilusionado, con ojitos estrellados y todo el combo. Por suerte no sucedió eso, pero estaba tan determinado a ir, que hasta compró una Esencia de Díctamo, por si tenía la suerte de ser chamuscado aunque fuera un poco por un bola de fuego chino…. Y obvio que para él eso no era ni una trampa ni nada. Para él era obvio que aquello era una forma que los directores buscaron para demostrar el poderío, la presencia, lo maravilloso que era Hogwarts en todos sentidos y como institución educativa. Lo entendía como una manera de hacer alarde, ya que Durmstrang había quedado como sede del torneo aquel año, y Hogwarts nunca podía ser menos. Tenía que demostrar!

El otro tema era Jessy, que estaba hecha un desastre. Si la encontró era porque la conocía como nadie. Y si la obligó a salir del claustro era porque en verdad creía que era lo mejor para ella, auque la rubia no estuviera de acuerdo y se negara rotundamente y hubiera que aguantarle la cara de orto injustificada que llevaba siempre. John estaba preocupado, tanto como para estar enojado incluso, pero trataba por Merlín que trataba de hablarle bien, de explicarle las cosas una y mil veces, de ser paciente y ponerle amor, de entenderla (cosa que estaba muy lejos de lograr)… Pero ya no sabía que hacer, cómo hacer con ella.

- Pero que te pasa?.… Si me explicaras capaz podría entenderte… O ayudar en algo. No se que tienes… Pero no es lógico que estés enojada con el mundo todo el rato… Me estás escuchando?... Te digo que no puedes desaparecer días enteros… faltar a clase!!! Me haces preocupar al pedo, no se si estás de fiesta con alguno de esos o siendo castigada por los directores personalmente... Hazme caso un poco, que no es momento para que te pongas en loca… es peligroso desaparecer, entiendes?… O no me escuches pero habla con tus amigos.... Además. Hace cuanto que estabas ahí? Ni te vi en una clase, y los éxtasis que tanto andabas estudiando, vas a desperdiciar todo?... Ni en el comedor apareciste… has comido? … Jessy, Estás comiendo, no?... Recuerda que se lo prometiste a mamá… Y ella te creyó, no vayas a decepcionarla de nuevo… no se lo merece. Tu sabes que es importante para ti, para que estés bien… Te estabas haciendo mierda, y lo sabes, lo mismo con las drogas muggles… suerte que las dejaste, no? NO!?... Jessy!!! Por Merlín!!... De nuevo con lo mismo? Le voy a tener que decir a mamá, porque eso es peligroso, muy peligroso… No es que quiera delatarte, pero evidentemente ya no tengo tu confianza y no me estás dejando opción: no me hablas, no me escuchas, ni me pides ayuda, ya no se que hacer por verte contenta. No hay forma contigo!... Dale Jessy!!! Cambia la cara un rato…. A mi no puedes mentirme, yo se que te encantan los dragones tanto o más que a mi… Tengo fotos de las vacaciones en Comodo, si no cambias el humor se las envío al escuchón para que te escrache en el próximo número…

En susurros todo el monólogo, porque Jessy apenas si le respondía mirándolo fugazmente. Pero no importaba igual, porque la conocía demasiado como para poder interpretar hasta su máxima inexpresión. Confiaba en que si al menos Jessy había accedido a ir al bosque ya era un paso, era algo, solo tenía que encontrar que más podía hacer por su hermana suicida antisocial, para convertirla en una persona normal….

Las antorchas aparecían y John incitó a Jessy a ir junto a un grupito numeroso. Como era obvio la chica se negó y luego de indicarle que más le valía no escapar la dejó ahí donde ella quería quedarse y fue hasta los huff. Saludó a cada uno con la sonrisa amable en el rostro pero un poco despintada por el cansancio que le dio todo el episodio “hermana-loca”. Buenas Jasmine, Gabrielle, Barunka…. Josh… Les molesta si me les uno?.... Mi hermana no tiene ánimos de socializar hoy….

Dijo en un afán de excusar a Jessy que ni siquiera había saludado a sus compañeros desde lejos, para luego llamar la atención de Jasmine tocándole a pensar el hombro y preguntarle. te he visto en clase de pociones y se ve que sabes mucho…. Además tienes fama por los pasillos del colegio…. Pues….Quería saber si me podías recomendar alguna poción tranquilizante… o…. de ese estilo…. Es que estoy con los nervios terribles, culpa de los exámenes… y…. todo eso… Ya sabes como es…. La pregunta era real, y sus intenciones buenas… Pero no sabía mentir y esperaba que no se le notara que la excusa era mentira, justo cuando giraba para relojera a Jessy. Él no estaba nervioso por los Extasis, o quizás si pero nunca como para drogarse…. Su intención era averiguar para la rubia; John pensaba que si su hermana no podía soportar la realidad por más estúpido que esto sonase, al menos era mejor que se drogara con una pócima mágica que con las drogas muggles, para empezar porque eran mágicas y lo otro era desconocido.
TOP
Sandra Larson
Posted: Jun 3 2012, 03:53 PM


7º Curso.
Group Icon

Group: Hufflepuff
Posts: 49
Member No.: 331
Joined: 18-February 12



No era ni por asomo la gracia encarnada ni la experta exploradora que sabía andar por terrenos así como quien fuera caminando por su casa sin más complicaciones. Había trastabillado un par de veces, la primera consiguió disimularla con algo sin que se le notara que por poco se va de cara, pero la segunda vez ya había sido muy obvia, tanto así que la risa le ganaba. Le parecía que incluso con las antorchas iluminadas que estaban ahí para indicarles hacia donde dirigirse y que luego no aparecieran en El Profeta reportes de niños extraviados al día siguiente se podía ver con claridad, pero en cuanto tuvieran a dragones lanzando fuego tan de cerca cualquier problema con la iluminación iba a ser lo de menos.

Para treparse a las rocas ya no tuvo tanto problema, aunque las suelas de sus zapatos estuvieran tan gastadas que bien podría haber resbalado y caerse de culo sobre las ramitas y piedritas, pero es que para todo había que saber darse maña. Se quedó de pie sobre la roca como si fuera ama y señora de su propio peñasco y hasta se estiró un poco, cuidando de no perder el equilibrio.

- Pues mejor que ni te lo trajeras, que imaginate, ibamos a tener que pagar dote por ti y todo para que te pudieras casar bien. Pero mejor así, que seguro que la suegra que te hubiera tocado iba a ser de la filosofía de calcina primero y pregunta después. - Y lo miró entonces imaginándoselo disfrazado de bicho amorfo y verde con todo y tenazas y antenas pero también cola por alguna razón. Qué iba a decir ella si el disfraz más ridículo de su vida había sido el de la siempre tradicional sábana con agujeros para poder. Su papá había aplicado la fantasmagórica y super rápida solución a encontrarle un disfraz a una chiquilla de cinco años y tenía fotos para ello donde aparecía así, con la sábana acomodada para no mostrar algunas manchas y los dobladillos arrastrándole porque le quedaba larguísima. Había repetido el mismo disfraz hacía un par de años y le había dado muchísima risa verse en las fotos.

- Las galletas y el accio. Seguro que algún niño rico trae algo interesante. - Estiró la mano para que le pasara una galleta aún parada sobre la roca como mandamás de la montaña y se estiraba para tratar de ver hasta donde alcanzara, buscando cualquier lucecita que pudiera parecer una llamarada y les indicara que los dragones ya venían. Le sonrió cuando le dijo lo de la chamarra y asintió. No tenía mucho frío todavía pero le gustaba el gesto, que estuviera al pendiente de ella. La chamarra le quedaba grande, pero le gustaba y olía como él.

Un nuevo vistazo y nada de dragones, pero si mucha gente ya ansiosa y formando grupitos entre ellos. A quien si vio fue a Jessy Luttrell, sola y con cara de que bien preferiría que le hicieran un enema a estarse ahí esperando. - Mira, bastardo de Rich, allá está tu amiga y trae cara de limón agrio. - Señaló con la cabeza hacia la Gryffindor. Que su parte egoísta lo quería para ella sola esa noche pero imaginaba que tarde o temprano él también la iba a ver, y siendo tan bueno como era se iba a preocupar, y no quería que se quebrara la cabeza preguntándose si se quedaba con ella o procuraba a la rubia, así que si quería decirle que se acercara no se iba a molestar, porque nadie debería irse a ver dragones con cara de amargado. ¡Dragones de verdad!
TOP
Josh Calloway
Posted: Jun 3 2012, 04:03 PM


7º Curso. Cazador. Metamorfomago.
Group Icon

Group: Hufflepuff
Posts: 240
Member No.: 39
Joined: 27-March 11



Buah macho, ¿tenían escrito en la frente algo del tipo club social o punto de encuentro de la exhibición? ¡Y todos usando la misma frase del mal!

"¿Les importa que me una?" @%&# siempre le había parecido bastante idiota preguntar aquello a un grupo de amigos. A no ser que se estuviera interrumpiendo algo íntimo en plan pareja o algo así y aunque entendía que desde fuera podía dar esa impresión, Jasmine y él sólo eran amigos.

Que se les uniera Gabrielle, pues vale, la conocía desde hacía años y su compañía siempre le había sido especialmente grata. Como para no serlo después de las fiestas, coqueteos, compras y sesiones de estudio que habían compartido.

Barunka era diferente, no la conocía tanto como a la Gryffindor pero le caía bien y parecía una chica bastante loca (en el buen sentido, no como la Lutrell) ya que su primer encuentro oficial había sido en la fiesta clandestina de Jessy, donde se había morreado con Frances y proclamado a los cuatro vientos su condición de lesbiana. Aquello siempre era una tragedia, que una chica guapa se pasase al bando... "contrario" pero bueno, sus razones tendría. Además, le caía aún mejor desde que supo que era la actual buscadora del equipo, sustituyendo a Jasmine.

- Saludos, criaturita de la noche. Quiero que sepas que me acabas hacer perder 10 galeones. - le dijo a modo de broma pues la apuesta no se había materializado y si lo había hecho no se había enterado (ni quería tampoco) - Deja que me aproveche de tu generosidad, pelirroja - respondió mientras echaba una mirada de complicidad a Jasmine en referencia a lo de pelirroja - Me lo fumaré para celebrar tu nuevo look y lo bien que te queda. - añadió para animarla un poco con la gansada pues antes le había parecido un poco deprimida.

Y no, Josh no sabía nada de la rivalidad que la Hufflepuff y la Gryffindor se traían, primero porque los cotilleos no le importaban absolutamente nada y segundo porque nadie se lo había dicho, así de simple. Tampoco podía imaginarse que la pelirroja (sí, esta vez se refería a Jasmine) estaba enterada del asunto, así que ahí estaba él, haciendo de abogado del diablo sin saberlo.

Aún faltaba otro invitado para el cada vez más variado grupo, John Lutrell, bravo, sólo con verlo se acordó de golpe de la bronca en los terrenos con su hermana. Y por supuesto, utilizó la frase de "¿Les molesta si me les uno"? ¡POR MORGANA! QUE NO, que cualquiera podía unirseles, maldita sea. A punto estuvo de conjurarse un sonorus y vociferar a los cuatro vientos:

"Uníos todos, ¡venid! Tenemos metamorfomagia (él mismo) brebajes varios (pelirroja 1) tabaco (pelirroja 2 o de bote) y hasta seguridad por si la cosa se desmadra (Gabrielle) todo absolutamente GRATIS."

Le saludó con un gesto de cabeza, acompañado con una media sonrisa y a puntito estuvo de decirle que "su hermana nunca tenía ganas de socializar" al menos con él. Pero aquello pasó a un segundo plano total cuando le preguntó a Jasmine por una poción tranquilizadora en lo que a él la pareció una absoluta patraña, pero tampoco era que le importase para que quería la susodicha poción. Por no mencionar que hablar de pociones le hacía perder automáticamente el interés en la conversación. ¿Había mencionado alguna vez que odiaba pociones?

Total, para calmar los nervios estaban las sustancias muggles o en su ausencia, un buen revolcón también podía hacer maravillas. ¿Pero una pócima? ¡Noooo way!

Consultó su reloj y echó una rápida mirada a su alrededor. Ni rastro de dragones.

- Los "fuegos artificiales" ya no pueden tardar. - dijo más para si mismo que para el grupo en general. Estaba impaciente, sí, no sólo por los dragones sino porque quería ver si el mal presentimiento que la mayoría de los presentes parecía tener, se acababa cumpliendo.
TOP
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you

Topic OptionsPages: (10) [1] 2 3 ... Last »
Locked Post
New Topic
New Poll



Hosted for free by InvisionFree* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.1986 seconds | Archive

SKINNED BY JULIET OF RCR, ATF, SP, RPG-D, THE FIREPLACE & CAUTION.