Fully Featured & Customizable Free Forums
InvisionFree - Free Forum Hosting
Bienvenido a Old Hogwarts. Esperamos que disfrutes tu visita y te unas a nuestra activa comunidad rolera!
Estás visitando el foro como invitado y algunos temas y características están restringidos. Regístrate, crea un personaje y juega con nosotros!. Claro, no cuesta ni un galeón.
Join our community!
If you're already a member please log in to your account to access all of our features:


Name:   Password:






Puntos de las Casas
0
0
0
0




 
Pages: (4) [1] 2 3 ... Last » ( Go to first unread post )
Locked Post
New Topic
New Poll

 Vuelta a la vida
David Finnerty
Posted: May 5 2012, 05:49 AM


Licántropo. Empresario independiente.
Group Icon

Group: Mundo Mágico
Posts: 605
Member No.: 19
Joined: 26-March 11



[Libre para los que quieran siempre y cuando no sean puristas o los mato]

David no podía superar lo de Eugenie y seguramente nunca podría. Era demasiado pronto para recuperarse de todos modos y no era siquiera momento para pensar en eso pero cada segundo del día se torturaba pensando en ella, en que últimamente nada le salía bien y no se merecía nada. Debió haberla protegido más y estar con ella todo el tiempo.

Encima quedaba Angus y no sabía qué hacer con él. Joachim le ayudaba mucho todos los días que podía si no estaba demasiado ocupado con el quidditch y su padre hacía lo mismo, hasta su madre había vuelto para auxiliarlo porque no se había querido quedar cruzada de brazos ni por seguridad porque pensaba que era mucho más importante su nieto, pero nada parecía ser suficiente ni tenía contento a David que además se culpaba día a día por la maldición que le había heredado a su hijo y también de no poderlo querer como debía porque la depresión dentro de él era demasiado fuerte y le dolía ver al niño, no sabía como manejar todo eso, era todavía muy joven para ser maduro.

Había dejado de ir a trabajar pero decidió volver por consejo de Joachim y de su padre. En casa, con el bebé no servía de nada y se la pasaba encerrado. Tenía que hacer algo, mantener su lucha y pelear con todas sus fuerzas para seguir vivo y salir adelante por Angus, aunque no terminara de sentir por él lo que todo padre debía sentir. No se lo decía a nadie pero quería suponer que era cuestión de tiempo que todas esas confusiones se le pasaran.

Tenía que admitir que ya nada tenía el mismo sentido para él, que ni siquiera estar en Hogwarts entre escobas y pelotas en el campo le producía la misma emoción que antes, pero su mamá había insistido en que poco a poco iba a volver a adquirir la misma chispa por las pequeñas cosas y hasta insistió en que esa tarde, invitara a algunos de sus amigos a conocer a Angus, que ella podría desaparecer del mapa un rato como si fuera la fiesta de un adolescente y él podría hacer algo tranquilo.

Era la primera vez que pensaba en “algo tranquilo” que no fuera una borrachera descomunal con música ruidosa. Y aunque había comprado mucha cerveza y mucho whisky y tenía ganas de emborracharse, no se iba a deslindar de sus responsabilidades. Quería que Frances conociera al bebé porque había estado con Eugenie casi todo el tiempo durante su embarazo y ahora no había tenido oportunidad de convivir con el tercero que había escuchado chismes y confesiones y también quería hablar con otros compañeros para que lo pusieran al tanto de la situación de Hogwarts y pues nada...ver caras conocidas y sentirse un poco mejor.

Había dispuesto todo para que su chimenea en el despacho de Hogwarts funcionara como siempre y los esperaba en la sala con el moisés de Angus a un lado, al menos dormía por el momento y esperaba que no se despertara un buen rato porque con su poca práctica, no iba a saber qué hacer.
TOP
Jasmine Hartmann
Posted: May 5 2012, 06:07 AM


7° Curso.
Group Icon

Group: Fantasmas
Posts: 517
Member No.: 21
Joined: 27-March 11



Había cumplido al fin 18 años.

Y lo último que había hecho con libertad para trasladarse a donde le placiese ir, antes de que todo se tornara aún más difícil en Hogwarts, había sido marchar a su natal Bristol por algunas semanas. Así, sin dar aviso ni dejar rastro aparente más que una escueta nota a Lestrange, que a fin de cuentas su calidad de semi fantasma en Hufflepuff era algo que estaba ya establecido, y Jasmine desvanecía sin más.

Nunca se había preocupado por averiguar a cuanto ascendía la herencia de sus padres, porque en su momento todo lo relacionado a su muerte había sido demasiado doloroso para poder procesarlo. Era legalmente ahora beneficiara de una cuenta bancaria bastante sustanciosa en libras con la que francamente no tenía idea que hacer. Yey.

Regresar a Bristol era dar clausura a, por lo menos, uno de los dos episodios más dolorosos de toda su vida, uno que había llegado a marcar un antes y un después. Del primero de ellos ya iba asimilando que probablemente nunca iba a encontrar a Sandie Gohile y que cualquier cierre que necesitara para ello tendría que encontrarlo de otra manera. Pero arreglar los asuntos inconclusos en Bristol no iban solo de trámites legales y visitas al cementerio, era enfrentarse a la única familia que le quedaba y que desde hacía poco más de un año la consideraban una extraña.

De ese encuentro era una de las cosas que no iba a hablar con nadie. A grandes rasgos al verla tan delgada, tan arisca y con rostro tan severo - en el que por supuesto destacaba el parche que cubría su herida - y tan distinta a quien había sido sus tíos y abuelos se habían llevado la idea de que había perdido la cabeza por la depresión e iba en drogas y a saber qué cosas más. No pretendía hacer nada para cambiarles esa impresión, no por el momento, porque le parecía más sencillo eso a contarles toda la verdad, cosa que ni siquiera podía hacer sin quebrar un millón de leyes mágicas y ponerles además en riesgo.

Regresar a Hogwarts y encontrarse con las últimas noticias y los cambios hechos no había sido mucho mejor.

Había decidido no ir con su gente a más peleas por el momento, porque le parecía que con media visión en un campo de batalla no era otra cosa más que un estorbo. Si con dos ojos sanos nunca había brillado como una gran guerrera, sin poder estar alerta de todo lo que ocurría a su alrededor su capacidad de reacción estaba comprometida. Había otras maneras de ayudar, como abastecer a quien lo necesitara de calmantes y pociones sanadoras.

Así que leer el Escuchón había sido un trago difícil. Por Eugenie MacEachern no llegó a sentir otra cosa más que genuino desprecio y eso no iba a cambiar en una noche. Pero por lo que había hecho al jugársela como espía y por lo que era para David había decidido optar por un mantenerse tan lejos como pudiera y que cada quien hiciera lo que quisiera en paz. La muerte de la joven le dolía por su amigo, le dolía por el niño y le podía porque siempre era trágico perder a uno más de los que estaban metidos en esto, pero no la echaría de menos ni tendría que decir nada bueno de ella más allá de un "sacrificó mucho por quienes quería".

Quien le preocupaba era Finnerty. El licántropo no era ajeno a las tragedias y no es que ella fuera el mejor ejemplo de cómo manejarlas, pero era Hufflepuff por algo y la lealtad que le tenía, con todo y los momentos críticos en los que casi manda su amistad al carajo, le era leal. Así que cuando recibió la invitación no dudo ni un instante en ir.

Salir del colegio no había sido sencillo. A su ventaja tenía cuando menos que gracias al Ojo del justo se movía con mucha más libertad en los rincones oscuros y poco conocidos del castillo. Suponía que era cuestión de tiempo hasta que alguno de los hombres de Levine le sorprendiera escabulléndose entre la oscuridad pero mientras pudiera movilizarse así lo haría. Ya fuera de Hogwarts llegar a Londres había sido fácil. Cuando menos era mucho más hábil apareciéndose ya.

Apareció en un callejón cercano al loft de los chicos y de ahí se fue a pie. Cuando quiera que iba al mundo muggle llevaba el parche que Rayder le había obsequiado en vez del ojo de cristal, que curiosamente parecía llamar menos la atención así. Tocó entonces la puerta del departamento, porque pensó que aparecerse en mitad de la sala no sería muy adecuado, porque no quería tomarlo por sorpresa y tampoco quería asustar recién nacidos a medio dormir.

- Hey, David. - Volvió a llamar. - Es Jasmine. -
TOP
Tobias Alechinsky
Posted: May 5 2012, 06:33 AM


7º Curso.
Group Icon

Group: Slytherin
Posts: 154
Member No.: 7
Joined: 25-March 11



Había llegado a un punto en el que su pasividad le enfermaba. Nadie en Slytherin se atrevía aún a fastidiarlo mucho pero eso ya no le significaba nada más que sentirse egoísta y vano por aprovechar una fama tal vez mal ganada, de perro que no ladra, al no hacer nada más importante por todos los que quería. La gente seguía muriendo, huyendo y terminando con la vida que había conocido sin más razón que la que habían dispuesto un grupo de maniáticos decidiendo que el mundo y la magia estaba hecha para ellos. Se sentía más impotente que nunca, y la sensación no lo dejaba en paz.

Se había recluído bastante más que en tiempos anteriores, quizás por que la aparente fortaleza que había mostrado tras la muerte de su hermano menor empezaba a cobrar deudas atrasadas. Claro que le había dejado más vacío de lo que había pensado, claro que seguía doliendo y dolería por siempre. No sabía cómo manejarlo más que quedándose solo, y esa nunca era una buena idea. Cada día era monótono, denso como una mancha de petróleo, le pesaba tanto vivir el tiempo como dejarlo pasar sintiendo que no estaba haciendo ninguna diferencia.

Por eso había ido a Londres, corriendo el primer riesgo en mucho tiempo. Luego de hacer nada más que leer, quejarse y mirar mal a los demás, salía del castillo por la oficina de Finnerty, rumbo su apartamento del Soho. El licántropo había sufrido hasta lo indecible, la peor parte era que muchos podían decir lo mismo, incluso él mismo, o Frances, o Jasmine, o Joachim, cualquiera. La peor parte era que nadie desconocía lo que era una pérdida irreparable.

Había llegado temprano y se había enfrascado en una discusión con Finnerty sobre lo correcto o no que fuera beber con un recién nacido en el apartamento. Por alguna razón habían decidido que era menos inmoral beber sidra que cerveza y se habían quedado mirándolo en una cuna pequeña y ridícula dormir y moverse un poco sin saber qué hacer si acaso hacía algo distinto a eso. Su temor a los recién nacidos le había puesto alerta para desafanarse en cualquier segundo, y que llamaran a la puerta resultó algo como una señal del cielo.

Era Jasmine, y eso le quitó algo de tensión a la idea de abrirle a alguien que no fuera un conocido. Sonrió apenas y la dejó entrar. -No soy David-.
TOP
Frances Burroughs
Posted: May 5 2012, 06:56 AM


7° Curso. Animaga.
Group Icon

Group: Slytherin
Posts: 1,325
Member No.: 120
Joined: 20-April 11



Al menos el despacho de Finnerty estaba cerca de las mazmorras y eso le hacía a Frances mucho más sencillo escurrirse para llegar hasta ahí y poder hacer acto de presencia en el departamento de Finnerty como había prometido que haría. Sabía que Tobias ya estaría ahí y aunque le preocupaba la idea de encontrarse con Joachim luego de todo su asunto, al menos tenía la certeza de que podía portarse civilizadamente sin que hubiera rastro de los reproches y tonterías que los habían llevado a terminar su relación. Por encima de todo, quería conocer a Angus como era debido, pues consideraba que esa personita era el legado de Eugenie, sin saber que David no lo veía de esa manera en absoluto.

Tras la clase de transformaciones, que no se iba a perder aunque fuera por el Hufflepuff, hizo como que iba directo a su sala común pero dobló en un pasillo-atajo que la dejaría cerca del despacho del profesor de vuelo y entró por la rendija de la puerta convertida en escorpión en un momento crucial para que nadie la viera. Tomó los polvos flu de donde siempre y solamente dejó la túnica botada en la silla de Finnerty sin tener vergüenza social de llegar con el uniforme puesto por cuestiones prácticas.

Un poco de mareo envuelto en verde y ya estaba en el muy conocido y nunca igualado departamento de Finnerty y Ayres. Se acomodó el cabello que le había quedado con hollín y dio unos pasos al frente. Ya estaban Jasmine, Tobias y naturalmente, David. Ni rastro de Joachim, mejor que mejor, no era que no lo quisiera ver nunca en la vida pero así de golpe pues no, mejor cuando ya estuviera relajada y en ambiente.

Saludó a Jasmine con un guiño, a Tobias con un empujón ligero y a David con un beso en la mejilla mientras le frotaba el brazo, no con compasión, sino con solidaridad. Lo que verdaderamente le importaba, de todos modos, estaba en la cuna chiquita, no con esa gente. Hasta ignoró olímpicamente el alcohol o lo que hubiera -sidra, cerveza o drogas duras- para asomarse a donde estaba el bebé. Era muy chiquito pero a la vez no le cabía en la cabeza como Eugenie había podido vivir con eso adentro.

-Es un encanto de la vida, ¡está despierto y no llora nada! Lo voy a cargar.

No era una experta en bebés ni mucho menos, pero su ternura súbita debía ser por lo que ese bebé en particular significaba. Había cargado bebés antes, de la familia, así que no iba a hacer una estupidez ni nada. Con cuidado lo sacó de su apacible lugar para tenerlo entre sus brazos y si no se puso a hablarle como una ridícula, fue por un milagro de los dioses combinado con un poco de pena de que Tobias y David la vieran en ese estado de idiotez total.
TOP
Georgia Walton
Posted: May 5 2012, 07:09 AM


Profesora de Transformaciones.
Group Icon

Group: Profesores
Posts: 4
Member No.: 361
Joined: 3-May 12



¿No era una mala idea? Sí, mala idea. Era mi primera semana como profesora en Hogwarts, nada más y nada menos, y aprovechaba para ir a una reunión tranquila con gente que, sabía, tendría que estar recluída en el Castillo por ley suprema, ley o autoridad o llamado como fuera, de la que yo formaba parte... pero la verdad era que no había podido negarme. David Finnerty no era ni por asomo mi mejor amigo, sabía poco respecto a su vida y él poco de la mía, pero sí sabía que lo estaba pasando mal. Además de ser un profesor joven, prácticamente el único con el que podía hablar libremente en el Castillo y eso me hacía sentir un poco más cercana a él, aunque tuvieran muy poco sentido los pretextos que me daba para salir y tomar una cerveza en vez de revisar las listas de alumnos de los de primer año con los asteriscos de la discriminación que tenían los nombres de magos hijos de muggles.

Todo fue una escena muy bizarra al llegar por la chimenea, como David Finnerty me había recomendado. No me sentía precisamente en mi ambiente pues nadie de ahí era algo como gente de confianza. Seguía vestida como cuando daba las clases, de falda larga en tono neutro, suéter-blusa tejida en negro (confeccionada por mamá, naturalmente) y zapatos anticuados de bruja con un moño de terciopelo que hacía mucho había sido rojo. Ahí estaban un montón de estudiantes (o sea tres) que debían estar en todos lados menos en Londres cargando bebés.

Precisamente era Frances Burroughs la que llevaba en brazos al crío de David (imaginaba) y decía precisamente por que me hacía pasar muchos malos ratos en la clase que, en ese ambiente la verdad dejaba casi para el olvido. Aún así, me arrepentí un poco más de haber llegado sin sentirme en ambiente con ninguno de los presentes y sólo saludando a David con la mano, acercándome después de quitarme el tizne de la mejilla por los polvos flú, nunca había podido viajar limpiamente por chimenea.

No quería seguir siendo una profesora frente a esos chicos, pero los niños pequeños me preocupaban mucho, cosa de tener nueve hermanos y ser la mayor seguramente. Lo primero que hice fue acercarme a Frances a riesgo de parecer odiosa para cambiar un poco la posición de su brazo al cargar al bebé -Ten cuidado con su cabeza. No lo decía por fastidiar, y si quería pensarlo así daba igual, por que de verdad necesitaba tener cuidado con la cabeza de un niño tan pequeño.

En la puerta unos chicos se saludaban y no me quedó más que acercarme a David Finnerty. Repetía que no era ni por asomo su mejor amiga y no tenía la menor idea de lo que le pasaba, pero sentía que al menos estando ahí ponía un poco de mi parte. Lo saludé con un beso en la mejilla -Pues bueno, al final decidí venir. Es lindo tu apartamento
TOP
Jasmine Hartmann
Posted: May 5 2012, 07:29 AM


7° Curso.
Group Icon

Group: Fantasmas
Posts: 517
Member No.: 21
Joined: 27-March 11



No le sorprendió que alguien más le abriera la puerta porque dudaba honestamente ser la única a la que le hubiera llamado. Con la mayoría de las amistades de David podía decir que se llevaba bien, aunque a decir verdad a quien estaba esperando era a Joachim.

- Pues no, ya sé que no. Lo de la cara llena de agujeros no es lo tuyo. - Le sonrió a Tobias con apenas una nota de sarcasmo. Por alguna razón se le vino a la mente aquella ves que habían ido a comprar máscaras de animales y el Slytherin casi le ofrecía desnudarse para que viera que no tenía tatuajes ni ninguna otra modificación corporal antes de que se largaran a perderse con el hachís más fuerte que había probado hasta el momento. La sonrisa se le ensanchó por un instante y negó con la cabeza como quien se acuerda de sus maldades y lo besó en la mejilla. Poder hacer eso sin sentirse contrariada y hecha una maraña de emociones que chocaban entre sí era mucho. Para ella Alechinsky iba a ser siempre una de las personas que más le habían marcado y de cierta manera una espina que iba a llevar clavada en el costado, pero sus sentimientos hacia él habían ido cambiando poco a poco. Le seguía queriendo de una manera tremenda y estaba convencida de que siempre lo iba a hacer, pero no estaba ya enamorada de él. Había pasado demasiado tiempo de eso.

Además que sería demasiado raro considerando que se acostaba con su hermano mayor.

- Hey. - Saludó a Frances con una sonrisa - que también, sonreírle con sinceridad era algo que le seguía pareciendo graciosísimo - y dejó sus cosas sobre un sofá. Se acercó a David, se paró en las puntas de sus pies para besarlo también en la mejilla y apretó su brazo un poco. No iba a ponerse fatalista ni a instarlo a que se desahogara ni nada, porque esa no era la manera en que David lidiaba con las cosas. Lo de llorar y llorar hasta sacar las cosas era más bien suyo.

A Walton le saludó con un asentimiento de cabeza cortés pero bastante impersonal. Siendo David ya un maestro su círculo de amistades debería haberse extendido más allá a un grupillo de colegiales o eso creía, aunque fueran profesores que acababan de aparecer

Ver a Frances con el bebé le inspiró una ternura tremenda. El niño era precioso, pero no se atrevía a acercarse a él o pedir cargarlo ni mucho menos, como si temiera que de alguna manera percibiera lo que había opinado de su madre y se pusiera histérico apenas notarla cerca, así que mejor se sirvió algo de la sidra que había al alcance.
TOP
David Finnerty
Posted: May 5 2012, 07:47 AM


Licántropo. Empresario independiente.
Group Icon

Group: Mundo Mágico
Posts: 605
Member No.: 19
Joined: 26-March 11



Raro, pero Finnerty también estaba esperando cualquier señal para poder alejarse un poco de su responsabilidad aunque fuera en términos de dar unos pasos hacia la puerta, pero Tobias le ganó para abrirle a Jasmine a quien le sonrió por haberse presentado. Su amistado había pasado por muchas etapas pero le agradecía que siguiera ahí a pesar de todo. Debió haber tomado la poción que la pelirroja le había regalado la noche de la muerte de Eugenie y el lío con Alexina, pero ya era demasiado tarde para pensar en la practicidad que no había llevado a cabo esa noche fatal. Esperaba que Jasmine supiera lidiar con bebés sin imaginarse que no estaba muy dispuesta a acercársele por paranoia de que Angus tuviera un noveno sentido místico.

-Gracias por estar aquí.-Le susurró con sinceridad cuando lo saludó, justo cuando Frances hizo su aparición por la chimenea, todavía con el uniforme puesto. Con ella sentía empatía más que con nadie, aunque hubiera ironía en la manera en que se habían dado las cosas de parte de los dos con Eugenie. Él había empezado amenazándola y pegándole en el baño y Frances había empezado amenazándola y pidiéndole que se tatuara la Marca y sabía que los dos habían terminado queriéndola más de lo que se hubieran imaginado siquiera en ese entonces.

Se quedó viendo como cargaba a Angus, al menos había llegado alguien que se hiciera cargo porque él parecía estar esperando cualquier oportunidad para hacerse el desentendido, aunque con discreción porque tampoco iba a quedar como padre desnaturalizado enfrente de nadie. Lo que menos necesitaba en ese momento era ser juzgado y mucho menos por sus amigos cercanos. Fuera de la tontería de ser profesor, se sentía cómodo con ellos como si no hubiera pasado el tiempo aunque todo fuera tan diferente afuera de las paredes de su departamento.

La llegada de Georgia (a quién él prefería llamar Willow porque sino le recordaba a su mamá) lo hizo sentir en confianza también aunque no fueran tan amigos, no dudaba de ella y le tenía la confianza suficiente como para saber que no iba a delatar a ninguno de los presentes con Levine y eso bastaba para él. Le sonrió aunque su gesto parecía automático y carente de mucho sentimiento verdadero. Al menos las chicas parecían dispuestas a hacer feliz a Angus un rato y si lo necesitaban mucho, ya lo llamarían o para entonces ya habría llegado alguien más que se desviviera por ayudar.

-¿Es lindo? No mientas, es un cuchitril-Le dijo a la nueva profesora de transformaciones mirando a su alrededor. Había partes mejoradas por Eugenie pero otras seguían siendo feas. Y seguían sin arreglar la gotera que había en el techo del baño entre otras cosas, aunque fueran magos.

-Cuéntenme las noticias, he estado encerrado mucho tiempo. Aunque sean lúgubres, no importa, pero no se queden callados, no quiero que esto adquiera aire de cementerio. Y tomen sidra, Tobias dice que es menos inmoral tomar sidra enfrente de un bebé que cerveza, porque la sidra tiene fruta.-Se tuvo que reír y con toda seguridad, era la primera vez que se reía desde que Eugenie no estaba.
TOP
Josh Calloway
Posted: May 5 2012, 03:36 PM


7º Curso. Cazador. Metamorfomago.
Group Icon

Group: Hufflepuff
Posts: 240
Member No.: 39
Joined: 27-March 11



Ya habían pasado un par de semanas desde su llegada y había tenido tiempo suficiente para ponerse un poco al día. Lo cierto era que lo poco que sabía, se lo debía a un número atrasado del Escuchón que le habían dejado ojear. Ignoraba si todo aquello era cierto o no, pero de serlo, su ex capitán y compañero de casa, Finnerty, lo estaría pasando realmente mal.

No podía decir que Eugenie fuera una chica que conociera bien porque no era así, a David lo conocía bastante más y el haberse enterado de su relación con esta última, su muerte y una cantidad de rumores difusos que no sabía hasta que punto eran verdad le había provocado una tormenta de pensamientos que prefirió evitar. Lo único que necesitaba saber sobre David era que no estaba pasando por su mejor momento.

Consiguió colarse en el despacho del licántropo, se plantó ante la chimenea y allá que fue. Seguramente sería de los últimos en llegar, pues se había demorado al salir de clase e intentar llegar sin ser visto al despacho. Su sentido común le aconsejaba que era conveniente evitar tales encuentros, más aún después de asegurarle a Levine que iba a mantenerse al margen de todo lo que ocurría en el castillo. Pero le daba igual, quería ver a esas caras conocidas que aún no había podido ver desde su llegada, decirles que había vuelto, que se alegraba de verlos, que sentía haberse ido y un millón de cosas más ... en cuanto al sentido común, bueno.., siempre había el menos común de sus sentidos, Levine lo sabía y si no había sido capaz de ver aquello venir es que era un idiota.

Se apareció en la chimenea de un apartamento muggle que debía, por lógica, ser de David, se sacudió el hollín y restos de polvos flú de su tan largamente olvidado uniforme escolar y echó un vistazo a su alrededor con rapidez. Caras conocidas y algunas no tanto, ¿qué decir cuando ves por primera vez en un año a viejos amigos? No tenía ni idea, así que se limitó a dedicar una sonrisa general. Parecía, por las caras de los presentes que había interrumpido algo.

- Ye - dijo por fin tras un breve momento de indecisión.

Se acercó directamente a David,le tendió la mano, dispuesto a darle el mejor de sus apretones pues lo cierto era que se alegraba de volver a verlo.

- Capitán- dijo sonriendo a modo de saludo aunque sabía bien que ya no lo era - Ha pasado mucho tiempo, me alegro de verte

Lo cual venía a significar un "me alegro de ver que aún estas vivo" que en los tiempos que corrían aquello ya era decir mucho. Cuando reparó en Jasmine se quedó bastante asombrado, su amiga de toda la vida estaba bastante más delgada de lo que la recordaba, por no mencionar el llamativo parche que ocupaba el lugar donde un año atrás había habido un bonito ojo. Le entristecía pensar en las penurias que su amiga habría tenido que soportar durante aquel año. Decidió no hacer ningún comentario al respecto, al menos no por el momento, se limitó a sonreír y darle dos besos uno en cada mejilla.

- Pelirroja, tú ya sabes que siempre me alegro de verte.

Saludó a Alechinsky con un movimiento de cabeza pues no lo conocía bien, sólo había oído hablar de él por parte de Jasmine, aún así el hecho de que estuviera allí ya decía mucho a su favor. Por otro lado, la presencia de Georgia Walton, la nueva profesora de transformaciones, le sorprendió un poco. Aproximadamente tres años antes también había sido alumna en Hogwarts y una bastante popular entre los chicos, con su grupo fans y todo, entre los que el propio Josh se había incluido durante sus primeros años aunque jamás había hablado con ella ni con su hermana, tal vez debido a que las dos eran buenas estudiantes algo que siempre le había echado para atrás. Le dedicó una sonrisa sincera, que era más de lo que había hecho durante toda su etapa como alumna de Hogwarts.

Todo aquello pasó a un segundo plano cuando vió a Frances con un bebé en brazos. Miró a David, señaló el bebé e hizo ademán de hablar aunque ningún sonido salió de sus labios, trataba de hacerse a la idea de que David Finnerty, era ahora padre. El resto de los presentes ya debía saberlo pero él no y se le hacía raro ¡no podía evitarlo!. Se acercó a Frances y al pequeño para sacar sus propias conclusiones. Era un bebé adorable, tenía que admitirlo, aunque claro él de experto en la matería tenía bien poco. Aún así, no pudo evitar que una sonrisa tonta se le dibujara en el rostro, tal vez porque en cierto modo le recordaba a su hermana o porque tal vez él propio Josh aún fuera medio niño pero el caso es que sintió una oleada de ternura que le era desconocida.

- Hola peque, ¿cómo te llamas? - preguntó a la criatura como si fuera a responderle mientras le hacía fiestas con la mano - A mi me parece que tienes cara de Josh - añadió sonriente mientras trasnformaba su nariz en el morro de una vaca y guiñaba el ojo a la sorprendida criatura. Tras la tercera transformación el bebé se rió lo que hizo que Josh parase.

Cuando a Josh le dijeron que era un metamorfomago no le avisaron que su particular habilidad serviría como distracción para infantes pero ahí estaba, siempre había dado resultado. Cosa curiosa porque de ser él un pequeñajo y ver a un tipejo ante él cambiar el rostro a voluntad le lanzaría el biberón a la cara, afortunadamente nunca le había pasado y parecía que el pequeño de Finnerty no iba a cambiar aquello.
TOP
Frances Burroughs
Posted: May 5 2012, 11:31 PM


7° Curso. Animaga.
Group Icon

Group: Slytherin
Posts: 1,325
Member No.: 120
Joined: 20-April 11



Arqueó la ceja cuando la profesora de transformaciones hizo acto de presencia por la chimenea y lo primero que hacía de su vida era intentar darle lecciones sobre cómo cargar a un bebé. La miró con todo el desdén de la vida -aunque se dejó acomodar la posición sin poner resistencia- y decidió que ese acto de odiosa le merecía al menos otras dos semanas de malas caras en clase.

-¿Te tranquilizas? Ni que lo fuera a desnucar.

Le dijo, porque ahí ya no era su profesora ni nada, estaban en otros terrenos donde los títulos de Hogwarts importaban bien poco, sino, que le preguntaran a David que en su casa nadie lo respetaba -en el mejor de los sentidos- y aunque muy internamente apreció la corrección, le podía más dejar salir su personalidad del terror con alguien que a todas luces era muy buena. Le regresó la sonrisa a Jasmine y volvió a lo suyo. Tenía los mismos ojos de Eugenie pero en el resto, pensaba que era muy parecido a David. La conclusión era que iba a ser un Finnerty muy guapo, como papá y abuelo.

Cuando llegó Josh y lo vio hacer sus tonterías con el niño, ella también soltó risas por sus mensadas como si fuera una cría. Ver sonreír a Angus le pareció de lo más bonito. No podía creer estar descubriendo en ese preciso instante que al parecer algo de instinto maternal sí que tenía, muy escondido pero no inexistente.

-Claro que no tiene cara de Josh, Josh. Los Angus son más guapos. ¿Verdad que sí, eres más guapo, bebé pequeño?

Y zaz, así de fácil había caído en la trampa de dirigirle la palabra a un bebé que no podía responder y ahora sí se merecía su corona de la reina de las ridículas. Le hubiera encantado ver a Eugenie con su bebé y la metamorfomagia de Josh le recordó que el pequeño Angus no había corrido con la suerte de heredar esa característica de su madre, sino heredar la licantropía de su padre, pero no quiso mencionar nada de eso y prefería borrarlo de su mente. Debía ser jodido de difícil tener que soportar algo así. No se imaginaba si quiera cómo la estaba pasando David. Lo miró mientras hablaba precisamente por eso. Al menos lo seguía intentando, eso de vivir y llevarlo lo mejor posible, no sabía cómo le hacía.

Soltó una risa con eso de sus cavilaciones sobre la cerveza y la sidra, imaginándose al par de tontos debatiendo sobre las implicaciones morales de beber alcohol enfrente de un bebé como si al bebé le importara medio carajo.

-Que idiotas.

Soltó de buena gana y le sacó a lengua a Tobias desde su posición. Se estaba muriendo de sed pero no quería soltar al bebé todavía así que lo único que se le ocurrió fue exigir en voz alta que alguien por amor de dios le diera algo de tomar sosteniéndole una botella con una pajita ahí al lado. Por supuesto, dudaba que alguno de los presentes tuviera la buena disposición de hacer tal cosa.

-Dicen que a Josh le aplicaron una imperius en el despacho de Levine, no vieras los rumores que corren en Hogwarts hoy día, David, ya tienes que regresar a trabajar.
TOP
Liahna Prewett
Posted: May 6 2012, 12:48 AM


Egresada de Hogwarts. Licántropo.
Group Icon

Group: Mundo Mágico
Posts: 514
Member No.: 56
Joined: 28-March 11



Fue esa misma mañana, entre bostezos y la pereza habitual de esas horas (como odiaba que ir a desayunar fuera obligatorio), cuando Frances y ella se habían quedado solas por un rato. No demasiado largo, porque la habitación era tan habitada como las demás, pero si lo suficiente como para que la muchacha le comentara que iban a ir al apartamento de Finnerty para pasar el rato con él, hacerle compañía, tratar de animarle, y de paso conocer a la pequeña criatura fruto de lo que había tenido con Eugenie.
La conversación paró tan pronto como siempre, porque habían abierto la puerta y no podían ponerse a hablar sobre cómo se saltarían todas las reglas habidas y por haber, sobre todo porque las serpientes tienen, además de la lengua envenenada, un oído jodidamente fino.

La pelirroja le había dicho que iría, con discreción. No se habían detenido a hablar largo y tendido, no llevaba tantísimos día en la escuela, pero era complicado encontrar un rato a solas y ninguna de las dos había ido a buscar a la otra o algo así, era como raro…

Cuando llegó la hora que le había dicho más o menos encontró el modo de ir, por suerte había recibido la información de la chimenea conectada, porque escaparse de Hogwart estando tan oxidada con aquello y con la sobre vigilancia latente, sería difícil.

Se consiguió colar en el despacho de Finnerty (con despacho en el colegio, aún costaba creerlo en serio), y desde ahí tomó los polvos flú y, deseando no ser un estorbo –pues oficialmente no estaba segura de que el muchacho siquiera estuviera enterado de que ella iba a ir- se metió entre el fuego verde y en menos de un parpadeo ya estaba viendo el apartamento que había visitado antes en alguna ocasión contada.

Al instante en que llegó lanzó una rápida visual, se arregló (en cierto modo) la falda, también iba vestida de uniforme, no podía andar de otro modo en pleno día por el castillo, y antes de que diera tiempo a nada ya los había saludado a todos con un tímido gesto de mano, acercándose primero al anfitrión para hacer las cosas bien.

Tanto tiempo sin verte David – le dio un par de besos, no iba a preguntarle como estaba, ni ninguna pollada así, todo el mundo sabía la respuesta y al menos ella se lo había encontrado justo después de la tontería que había dicho y aún medio sonreía – espero no molestar por aquí, quería conocer al pequeño tu. Aunque no lo parezca me gustan los críos.

Una escueta sonrisa y aquel comentario que no sabía si estaría fuera de sitio o qué, la cosa es que el dolor ajeno era difícil de tratar y no estaba segura de si a él le apetecería tener a tanta gente ya en su apartamento, a ella la había invitado Frances, ella llevaba un buen tiempo sin ver al licántropo.
Dejó de preocuparse en el momento en el que vio quien sostenía a la cosa pequeña que era el descendiente directo de su amigo, pues después de saludar también a Jasmine con un beso y Tobias con un gesto de mano, se acercó a Frances. Bien, ahí estaba Josh, pero no iba para verlo a él, y aún quería hablarle, había pasado muchísimo tiempo desde la última vez, pero… en fin, iba para ver al bebé no para reencontrarse con nadie.

Por Merlín… parece un muñeco, que pequeño… – no, no se iba a ofrecer a cargarlo, ni a intentarlo, ni a pedirlo. ¿Y si se le caía? ¿Y si lo sostenía demasiado fuerte y le hacía daño? Que ella no era la chica más fuerte del mundo pero le parecía algo demasiado poquita cosa, lo que si se atrevió fue a pasarle con suavidad un dedo por la mejilla para tocar su piel tan suave. De paso, como no, saludó a Frances – Te ves bien con un niño encima.

Le guiñó un ojo, que no se lo tomara a mal, y aceptó algo de la sidra que le ofrecían, aquello le sentaría bien, era menos fuerte que cualquier otra cosa y últimamente no estaba muy dispuesta al alcohol. Y no evitó reírse con lo que dijo Frances sobre Josh, al que por cierto se acababa de acercar a saludar como debía, con un par de besos y un abrazo, por todo el tiempo.

¿Eso es cierto? Casi prefiero no imaginar que te hizo hacer – comentó riendo, sabiendo que si era un rumor sería falso, pero quien sabe.
TOP
Barunka Jentsch
Posted: May 6 2012, 01:37 AM


7to curso. Semiveela. Buscadora.
Group Icon

Group: Hufflepuff
Posts: 268
Member No.: 199
Joined: 13-July 11



Lo de David le había parecido trágico, injusto y tremendamente lamentable. David la había ayudado en más de una ocasión y nunca fueron tan cercanos por esto o lo otro, sin embargo creía deberle mucho y era de las pocas personas que sin ser de su grupo de amigos cercanos se llevaba su absoluta lealtad y hasta un esfuerzo mayor para intentar hacerle la vida más fácil, sobretodo ahora con Angus a su cargo y toda la carga que eso suponía con lo destrozado que debía estar al tener que enfrentar algo tan nuevo y delicado solo, sin Eugenie y esa garra que tenía para hacer las cosas como si fuesen las más sencillas del mundo aunque se jodiese de miedo.

Sabía cómo llegar a lo de David porque Frances se lo comentó pero ella necesitaba esperar un paquete antes de ir, iba a ser revisado de seguro pero no traía nada del otro mundo, sólo algo que le había pedido a su madre que le envíe aunque a ella casi le diese un infarto pensar que era algo para ella. Lo envolvió sin mucho talento porque era parte del paquete de su poca feminidad, pero el envoltorio delataba el que fuese un regalo rectangular con un grosor medio, nada del otro mundo aunque pareciese una caja de habanos o algo similar. Regalo en mano fue hasta el despacho de Finnerty con cuidado, usando toda la naturalidad que se le daba bien al delinquir para no levantar sospecha alguna.

Se terminó apareciendo en el lugar tras usar los polvos y la chimenea, llevaba un poco de hollín encima de la ropa y sólo se limpió para poder tocar a Angus luego, que seguramente lo vería -y aunque no le gustasen mucho los niños- y se le lanzaría encima como toda niña que se respete simplemente porque era de Eugenie y David, porque desde ya tenía a mil personas que lo querían y que darían la vida por él y porque ella era una de esas personas, tanto por su amistad con Eugenie como por todo lo que le debía a Finnerty.

Estornudó ni bien entrando y tras restregarse la nariz para quitar la picazón que le dio el estornudo y fue hasta donde David luego de reírse por la tontería de la sidra, Tobías nunca le había dado mucha confianza pero de todos modos era gracioso al menos. Le hizo un hola general a todos y le entregó el paquete a David, el papel de regalo llevaba varios puntos de colores y un fondo negro, algo que notó en el momento y que esperaba no pensase que era por el luto o una cosa de esas, le sonrió al reconocido capitán y le dio una palmada porque no estaba segura de qué decir en esas ocasiones. El regalo era un libro del Dr. Spock, un best seller según supo, la mejor guía para el padre primerizo según su madre.

No fue largo el lapso entre la entrega del regalo y el ir a ver a Angus junto a Josh, Liahna, Frances y los demás. Era sumamente bonito, no se lo diría a David porque era una idea tonta, pero seguramente sería más popular que su papá.

-Hola cosa, dame cinco. Sí, muy bien. Eres un niño cool, de esos que tiene mil novias y un arsenal de droguitas ¿no? Crack de leche seguramente, cosa. Ya sabía que eras de los que le ponen Coca-Cola a su leche.-era incapaz de hablarle como normalmente se les habla a los bebés, sólo le conversaba como si fuese cualquier otra persona porque por mucho que se hubiese reído de lo de la sidra, tampoco iba a ir diciendo palabrotas como siempre, era como si fuese un respeto para con el recién llegado más que una precaución.-Oye David, ¿hay algo de comer? Si quieres preparo algo rápido que me muero de hambre, como primate.-lo decía porque no estaba segura siquiera de si él había estado comiendo bien o no, conocía las depresiones y uno terminaba por maltratarse de todos los modos posibles.-No te hicieron eso ¿no Josh? Porque si no yo te echo uno para que tú prepares algo mejor, que seguro los enveneno.
TOP
Jasmine Hartmann
Posted: May 6 2012, 05:48 AM


7° Curso.
Group Icon

Group: Fantasmas
Posts: 517
Member No.: 21
Joined: 27-March 11



La mala cara que Frances le dirigía a Walton la forzó a casi morderse la lengua para no reírse. De la nueva profesora de Transformaciones la verdad era que sabía muy poco más allá de que se había graduado algunos años atrás y gozaba de buena popularidad. No era que tuviera nada contra ella, pero la reacción de Burroughs al verse corregida le pareció tan atural en ella que hasta risa le provocaba. De cualquiera manera se fiaba de que Walton parecía saber lo que decía y que a Frances ganas no le faltaban para atender al bebé. A Jasmine le gustaban los niños, pero los pocos primos que tenía eran de su edad y no tenía hermanos menores (ni mayores, ya al caso), jamás había tenido que cuidar niños pequeñitos.

Que Josh y Liahna llegaran le tomó por sorpresa. Es decir, sabía que habían regresado al colegio pero no había tenido oportunidad de encontrarse con ninguno ni otro, parte porque había estado perdida arreglando sus propios asuntos, parte porque en el Castillo dormía la mayor parte del día y hacía sus cosas a horas en las que las personas normales estaban durmiendo. Poder leer en la oscuridad tenía sus ventajas.

A la pelirroja le abrazó suavemente. A Liahna le tenía un cariño especial porque recordaba quien que había sido ella quien se había quedado a su lado cuidándola la noche en que se enteró de la muerte de sus padres, y que si borracha no se tiró del mirador fue porque la Slytherin se quedó aguantándola.

Con Josh, que su relación era mucho más cercana, su reacción fue un poco distinta. Resultaba ser que justo en ese momento se daba cuenta de que estaba dolida con él por haberse marchado así y no responderle ni una bendita carta y seguramente tenían miles de cosas de las que hablar. Así que el que la saludara con tanta naturalidad como si no tuvieran un año sin verse ni saber uno del otro le chocó. Se aguantó las ganas de abrazarlo y cuando se acercó a besarla le dio un puñetazo en el hombro. Su fuerza física no era la gran cosa por lo que la posibilidad de lastimarlo era cosa de risa, pero la intención estaba clara. - Pues a ver si dejas de desaparecerte así, idiota. - Ya habiéndoselo sacado del pecho, entonces sí lo abrazó.

La manera en que se desvivían por el bebé le causaba ternura tremenda pero lo dicho, no se animaba a acercarse demasiado. - Si tiene pesadillas con vacas que lo persiguen va a ser culpa completamente tuya, Josh. - Le dijo con socarronería, aunque ni sabía si quiera si los bebés de esas edades tenían pesadillas o no.

Como nadie parecía hacerle caso a Frances le sirvió un vaso con sidra y se lo acercó, la pajita se la debía. - ¿Quieres algo más? - Eso de que era menos inmoral esa bebida por ser de fruta que la cerveza le parecía una soberana ridiculez a la que en serio no pudo aguantarse la risa y tampoco intentó hacerlo. Saludó a Barunka también cuando llegaba, preguntándose si alguien más iba a terminar por unírseles.

No opinó nada sobre los rumores de Josh y el Imperius. Rumores eran eso, rumores, y aún si fueran ciertos pues no quedaba mucho por hacer, ¿verdad? Además que para momentos de sospecha siempre quedaba el Verisaterum. Divagas, Jasmine.

- Yo voto por pedir algo antes de que Barunka nos mate a todos. - También le preocupaba que David pudiera estarse malpasando, además que eran ya bastantes y le parecía más práctico.
TOP
Tobias Alechinsky
Posted: May 6 2012, 06:01 AM


7º Curso.
Group Icon

Group: Slytherin
Posts: 154
Member No.: 7
Joined: 25-March 11



Ya lo sabía, era raro todo lo que había ocurrido entre él y Jasmine, aunque fuera tan jodidamente racional y resuelto como para saber desde que se lo había dicho que no le iba a interesar más de esa manera. Y más raro que, en ese día preciso, sentía una especie de necesidad por volver a hacer confesiones extrañas a quien menos podría esperarse, pero lo sabía ya y desde hace tiempo. La abrazó levemente cuando lo besaba en la mejilla y la miró pasar al apartamento, momento justo en que Frances levantaba en brazos al crío de Finnerty, lo que le seguía pareciendo la cosa más extraña del universo... y además, le preocupaba. No quería hablar de eso al instante pero le parecía raro que MacEachern no estuviera ya gritando enloquecido que encontraría a ese niño a como diera lugar. Quizás más borracho le podría exponer sus temores.

Y sí. Tenía una entrañable nostalgia por todos los presentes aunque su exterior fuera adusto y esquivo como siempre, y saludó a Calloway con el mismo escueto asentimiento aunque se alegró de que finalmente nada pudiera romper al menos ese compañerismo que Hogwarts siempre era capaz de forjar. No tenían que ser sus mejores amigos de la vida para saber que si estaban juntos eran más fuertes, estuvieran sólo bebiendo como los adolescentes que eran sin saber qué hacer con un recién nacido o cosas parecidas. Medio sonrió cuando Calloway hacía bobadas frente al niño usando su don de metamorfomagia... el mismo que su jovencísima y difunta madre tenía.

Después de que Frances le sacara la lengua se quedó mirándola fijamente. Aunque tuvieran años de haber trabado una extraña amistad y sobre todo una confianza ciega el uno en el otro, muy pocas veces la miraba de esa manera. Y siguió mirándola cuando hablaba de los chismes nuevos que Finnerty exigía que le contaran y demás.

-Los rumores cuentan que el mal gobierno vendrá por nosotros y si se les da la gana, hasta podremos terminar en la cárcel. Acaban de despedir al hermano de Ayres del Ministerio, él lo cree- dijo encogiéndose de hombros, quitándole todo el buen humor a la reunión pero sin que le importara demasiado.

-Y MacEachern querrá saber algo de ese niño, Finnerty. O pensamos cómo protegerlo, o seguimos dejando que hagan lo que se les venga en gana con nosotros y todo lo que nos importan- Ya estaba bien de condescendencia. O eso pensaba. Sí, estaba ahí bebiendo, se sentía felíz de que aún tuvieran ánimos de hacerlo y que, a final de cuentas, estuvieran ahí resistiendo, pero había sido ya suficiente de resignación. Y era demasiado tarde para sentir que no era ya su responsabilidad hacer algo por el futuro, aunque pintara demasiado negro para todos los presentes, incluso para un inocente que apenas tenía idea del mundo y que ya cargaría con demasiados problemas sólo por ser hijo de quien era. Casi como todos los demás.
TOP
Georgia Walton
Posted: May 6 2012, 06:26 AM


Profesora de Transformaciones.
Group Icon

Group: Profesores
Posts: 4
Member No.: 361
Joined: 3-May 12



Claro que no me tomé a mal el comentario de vuelta sobre lo que le había dicho a Frances sobre tener cuidado al cargar a un niño tan pequeño, cosa que ella si había hecho, así que sólo me encogí un poco de hombros y esperé en toda la magia que de verdad tuviera cuidado. Una cosa eran las buenas intenciones y otra hacer las cosas bien... pero ahí estaba hablando mi perfeccionismo Ravenclaw y mi perfeccionismo personal. Lo bueno era que David Finnerty me hacía un poco de conversación para no incomodarme.

Era raro sentirse como adolescente insegura entre chicos que eran menores que yo (absolutamente todos) y antes de acomplejarme busqué rápido una de las promocionadas sidras que había por ahí y le di un trago al escuchar lo del cuchitril que, según Finnerty, tenía por casa. Hice un ademán con la mano para llevarle la contraria.

-Qué va, no está mal para ser tu primera morada. Digo, la primera como mago independiente... se siente bien ¿No? Yo vivía en una especie de sótano en Edimburgo, o más bien en el puerto de Leith con un ventanuco triste hacia la playa más gris del universo, pero era mi primera casa sin mis padres y la sentía como un pequeño paraíso personal. No dudaba que cualquier persona que se independizara compartiera el mismo sentimiento o algo así.

Me dediqué a mirar a los que casi en su mayoría eran mis alumnos sabiendo que yo ahí no era ninguna figura de autoridad, como tampoco lo era Finnerty, lo que me hacía sentir un poco mejor. Tuve una regresión al verlos a todos por que los recordaba de más pequeños. La nota tétrica venía de un Slytherin algo conocido por ser hijo de muggles y estar en una casa de tradición purista. Lo miré con atención y después bajé la mirada por que no tenía argumentos para pensar en cosas más optimistas.

Lo que no había entendido era la última parte de lo que decía. Y eso me lo hacía todavía más evidente: conocía a David Finnerty de prácticamente nada. Ni siquiera sabía por qué era sólo él quien tenía que encargarse de un bebé aunque las conjeturas eran simples. Si mencionaban a un MacEachern era por que todo tenía que ver con la chica que había sido asesinada y su cantada "traición". Demasiados datos complicados para mi, o para terminar sintiéndome fuera de lugar.

-Yo ayudaré. Dije casi por acto reflejo y en voz baja, sólo para que Finnerty escuchara... aunque supuse que todos lo harían. A final de cuentas, todos estábamos en peligro, no sólo el pequeño de Finnerty o los magos hijos de muggles, o quienes hubieran desafiado directamente a las autoridades corrompidas. ¿Qué más quedaba por hacer? Mientras, darle otro trago a la sidra y recordar que estaba en una reunión devenida en fiesta por la cantidad de gente alrededor.
TOP
David Finnerty
Posted: May 6 2012, 06:47 AM


Licántropo. Empresario independiente.
Group Icon

Group: Mundo Mágico
Posts: 605
Member No.: 19
Joined: 26-March 11



A David le dio mucho gusto ver llegar a Liahna, no se lo esperaba porque no estaba al tanto de los chismes de los que habían regresado y se sorprendió para bien tanto como le sorprendió el regreso de Josh Calloway a quién le dio palmadas afectuosas y la bienvenida, porque si mal no recordaba, era la primera vez que estaba en su casa. Como seguro todos ahí, a excepción tal vez de Willow, sintió una nostalgia muy profunda por lo que todos los presentes habían significado para él y lo ya muy lejanos que parecían los tiempos en los que esas mismas personas se reunían a beber sin aparentes preocupaciones excepto las de mantener a raya a los que se pasaban de listos sin que eso significara entonces alerta permanente por una guerra que ahora era la más cruda realidad.

Fue inevitable sonreír cuando Josh y Frances se desvivían por el pequeño pero sintió un fuerte dolor en el pecho al ver a Josh hacer lo que seguramente Eugenie habría hecho de estar viva y tuvo que mirar para otro lado poniéndole atención a Willow y asintiendo distraído a lo bien que se sentía tener una casa propia. -Perdóname-Le dijo dándole un apretón en la mano dándose cuenta de que su actitud esquiva no funcionaba y se podía malinterpretar.

Liahna, cuya presencia por supuesto no molestaba para nada, estaba también con el bebé y su presencia le interesaba particularmente porque por más solícitas que fueran todas y todos con su hijo, solamente ella podría ayudarle en ciertas cuestiones de la licantropía. No sabía absolutamente nada de como podía lidiar con eso y se moría de miedo, quería saber si ella podía ayudarle a investigar, tal vez hacer el papel de mamá loba si había posibilidad de eso en las noches de luna llena y no era peligroso, tenía que informarse pero necesitaba su ayuda. Y le daba una vergüenza muy grande pensar en hablar de eso con ella pero tendría que hacerlo.

No importaba que la casa se llenara más, la presencia de Barunka siempre era agradable y seguro a Eugenie le habría gustado tenerla ahí. Recibió el regalo extrañado y se sentó de nuevo junto a Willow para abrirlo y enseñarle la portada con una sonrisa a medias. -Mira esto, los alumnos siempre nos resuelven la vida.-Le dijo en referencia a que eran profesores jóvenes y podían no tener mucha experiencia pero no importaba.

Prestó atención a Frances cuando dijo lo de Josh, pero pensó que era más una broma para quitar lo lúgubre del ambiente que algo real y le hizo gracia que todos empezaran a hacer especulaciones al menos hasta que Tobias tomó la palabra. David lo miró gravemente completamente de acuerdo en lo que decía. Él también sabía lo de Gaz de primera mano y no dudaba que Azkaban siguiera llenándose de gente como ya habían empezado a hacer con los aurores que se habían negado a servir a la causa de Voldemort.

-Pidan algo de comida china si quieren, el local está cerca y ya nos conocen...ahí está el teléfono y al lado hay una libreta, encontrarán el número del restaurante.-Dijo a Barunka y a Jasmine señalando el aparato. Pareció que no había puesto atención a lo de Tobias o que había divagado pero no era así para nada, simplemente estaba pensando. Cuando escuchó el susurro de Willow asintió y la miró rápido.-Lo sé.-Le contestó también en tono muy bajo y luego alzó la vista hacia Tobias.

-Lo voy a matar, a MacEachern. Eso es lo primero que voy a hacer para proteger a mi hijo.-Lo dijo con toda seriedad porque era lo que pensaba hacer, sin treguas, sin diplomacias ni consideraciones de ningún tipo. -Mi papá está pensando en llevárselo a otro lugar, a uno seguro, pero no hemos decidido nada, es un licántropo también y no es fácil lidiar con eso. Si les soy sincero lo único que tengo claro es lo que voy a hacer con MacEachern, nada más.-Miró a Liahna fugazmente, luego a Frances que sostenía a Angus y luego al resto. Cualquier idea era bienvenida.
TOP
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you

Topic OptionsPages: (4) [1] 2 3 ... Last »
Locked Post
New Topic
New Poll



Hosted for free by InvisionFree* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.1627 seconds | Archive

SKINNED BY JULIET OF RCR, ATF, SP, RPG-D, THE FIREPLACE & CAUTION.