View Full Version: Superficial.

Old Hogwartsii > Campo de Quidditch > Superficial.


Title: Superficial.


Barunka Jentsch - April 9, 2012 01:12 AM (GMT)
Sentía que se le iba un poco de aquella vitalidad implícita en sus venas, esa que no sabía si era herencia de la condición de veela que poseía su madre o si provenía de la experiencia apilada a través de los años. El hecho es que parecía haberse separado de aquella íntima relación que tenía con la seguridad que la perseguía de formacontundente para hacerla arrogante a veces o abruptamente irracional como si no hubiese nada para perder, como si todo lo que estuviese en juego fuese un instante y no una cadena de consecuencias que al final podían romper algo de forma irremediable. No le gustaba llenarse la cabeza con aquellas cosas, prefería simplemente ver la orilla de los asuntos más enrevesados para no carcomerse la cabeza con cosas que podían simplemente complicar las soluciones rápidas y fáciles que siempre le ponía a todo.

A David le debía mucho y todavía no sabía cómo agradecerle las cosas que siempre hizo por ella, lo del Comedor y lo de la última sacudida de culo a la muerte. No había querido pensar en ello pero con lo de El Escuchón y todo el mundo hablando de lo ocurrido con Voldemort y los mortífagos no dejaba de pensar en Eugenie, en la forma brutal en la que la colgaron y en que le debía una enorme disculpa por no conversar con ella como antes o por no darle un beso estando borracha en su baby shower, en vez estuvo preocupada del estúpido de Aldrich y del mamarracho andante de su novia, que ahora debía estar de lo más feliz tras lo de su cumpleaños y la escapada que tuvieron juntos.

Afortunadamente faltaban pocos meses para que Aldrich se fuese al igual que Bloom, para que mientras estaban en la Universidad viviesen en su casa de chocolate y mermelada en lo que se morían de a pocos siendo comidos por ratas con rabia –o eso esperaba Barunka-; eso le daría algo de calma a sus días si es que no resolvían las cosas, porque aunque había prometido a su perturbada alma que lo buscaría si salía viva el asunto no había salido de la mejor forma, simplemente no parecía correcto porque de nada tenía que disculparse ella ni nada había que aclarar si no quería. Pura mierda que se sacaría de encima haciendo alguna cosa tan entretenida como cuando se fue de putas con su gemelo y con Sveinsson. Quizá debería hacerse lesbiana, sí, sería lesbiana.

No estaba segura de a dónde ir o a dónde no, tras que el poder de Levine se viese multiplicado de forma monstruosa, pero uno de los lugares que todavía eran visitables era el Campo de Quidditch, no estaba segura de si estar debajo de las gradas era aún algo seguro pero tras que le quedasen las costillas dañaditas por el abrazo de oso que le dio el semigigante Welch, era mejor ni buscarse problemas para que no le rompiesen alguna otra cosa por el momento. Había ido ya y la grama estaba larga, no estaba segura de si era a propósito para dar la idea de que se fuesen olvidando del Quidditch o si simplemente Levine se desentendía de esas cosas. Lo había visto alentar a su equipo y seguramente esa era la única razón para que no lo hubiese clausurado –por ahora-, Barunka llevaba su escoba y un poco de coca que le quedase de la última salida con Kris además de, por supuesto, su varita bien aferrada a su mano a pesar de estar bajo la semi holgada camisa que usaba por el inusual viento que corría esa tarde-casinoche.

No tenía una snitch para practicar sus movimientos de buscadora pero supuso que dar unas vueltas no le haría ningún daño a menos que se cayese de bruces a la nada. Se colocó sobre la escoba flexionando con cierta incomodidad las piernas gracias los pegados vaqueros que llevaba, definitivamente no estaban hechos para hacer deporte. Como la indiscreción no era castigada ni tampoco el descaro, al no haber nadie cerca no creyó malo el quitarse sobre la grama los pantalones para quedarse con la larga camisa cubriendo a medias su ropa interior de chico, unos boxer que se compró en nombre de la comodidad hacía ya un tiempo. Con eso y las zapatillas, podría fingir un casi entrenamiento individual que era más que nada una desesperada búsqueda de paz y algo más superficial que la sensatez.

Kristján Sveinsson - April 21, 2012 04:52 PM (GMT)
Mientras no suspendieran el quidditch, Kristján seguiría entrenando y haciendo que su equipo entrenara para ganar. Le importaba muy poco si terminaban haciendo morder el polvo y humillando al equipo de Marcello Levine, si la final se llevaba a cabo, él iba a hacer todo lo posible por ganar, aunque muchos ya le habían dicho que mejor se mantuviera promedio, no pensaba hacer eso, porque era una cuestión de principios. Ganaría le pesara a quien le pesara, así que entrenaba con ahínco.

Con el equipo entrenaba bastante y lo hacía todavía más cuando estaba solo. No solamente iba a servir para ganar y adquirir más velocidad y mejorar sus técnicas, sino que también servía como ayuda para olvidar las muchas cosas que tenía en la cabeza desde lo que había sucedido con Voldemort, los cadáveres y todo lo demás en la mansión. Encima, haberse encontrado con que Eugenie había muerto había hecho todo mucho peor. Ahora ni siquiera sabía qué iba a ser de Finnerty o qué iba a pasar en el futuro y tenía una horrible sensación de culpabilidad en el estómago por a saber qué razón. No dejaba de pensar en el bebé de Eugenie, en la última vez que se habían visto y en lo mucho que ella había significado para él como amiga. Nada iba a ser lo mismo para nadie, especialmente para Finnerty y Frances.

Y hablando de eso, también se sentía mal por tener cosas tan imbéciles en su cabeza rapada. Le estaba dando demasiado espacio a ella y no podía evitarlo. Estaba enojado, porque no había tenido huevos para hablar con ella después de la mansión y sabía bien que si no lo hacía, Frances no se iba a acercar a él. Estaba enojado porque sabía que Syd se había ido con ella a la playa, a visitar a Ewan, según esto. Pero tenía un mal presentimiento y no quería preguntarle a ninguno de los dos porque sabía que la respuesta lo iba a dejar mal. Tenía que olvidarse de eso, tenía que olvidarse de todo.

Tomó su escoba y caminó hacia el campo de quidditch, sin poner atención a los detalles del mismo, ni nada. Estaba demasiado metido en sus cosas y sus descontentos y sus dolores como para otra cosa, como para preguntarse si iban a cancelar la temporada o no, aunque creía que no porque Slytherin estaba en la final. Si no ganaban, en todo caso, al menos le rompería un diente a Aldrich Burroughs y en eso pensaba cuando identificó a Barunka. Ella había estado ahí en la mansión. No sabía si había visto lo que había pasado con ellos pero creía que también prefería no preguntar nada al respecto.

Al final resultaba que estaba hecho todo un maricón y que al parecer prefería no decir nada a afrontar las cosas para no salir perjudicado si algo no salía bien. Y eso estaba peor. Mierda, no sabía qué hacer. -Hey! Barunka!-No llamó su atención pensando que estaría bien que una chica le diera consejo, le habló nada más porque era ella y ya, siempre la pasaba bien con ella. ¿No traía pantalones? ¿Estaba entrenando en vestido? -¿Qué pretendes entrenando enseñando todas las piernas? ¿Que Burroughs llegue y te tome en el campo? Pervertida de mierda.

Barunka Jentsch - April 22, 2012 03:52 AM (GMT)
Los boxers eran azules con rayas verticales en color amarillo, una combinación un poco chillona pero no era algo que a la rubia le fuese a importar mucho ni siquiera cuando escuchó una voz que la llamaba, la vergüenza no era algo que la alcanzase pese a esa seriedad que la iba persiguiendo esa tarde. Al voltear reconoció inmediatamente a Kris, era imposible no hacerlo, sobretodo porque casi todos en el castillo llevaban orgullosos una buena melena en la cabeza, pocos se atrevían a dejar expuesto el cráneo de la forma en la que él lo hacía. Suspiró pero no por fastidio o por tener pocas ganas de hablarle, se trataba más de un cierto alivio porque ya le dijese para ir a buscar putas o a poner una bombarda en la cama de Welch, eso la distraería de forma positiva de los pensamientos maduros que no quería tomar como propios..

-Ya quisiera ese pendejo, sólo estoy dejando que mis pelotas respiren un poco mientras practico. Además acabo de decidir que soy lesbiana.-le comentó con naturalidad y menos amargura de la que pensó que demostrarían sus palabras, siempre era bueno estar con los amigos de siempre y sobretodo cuando habían compartido el baile sensual dado por un par de gemelas pelirrojas, esas cosas unían a la gente de forma curiosa. Lo de ser lesbiana se lo estaba pensando pero supuso que si iba a intentarlo debía al menos irlo diciendo en voz alta, además no le duraría demasiado por el poder que ejercía su libido sobre su cerebro y cuando eso sucediese ya que quien quisiese comentase de sus débiles convicciones.-¿Vienes a practicar para dejar a las serpientitas en ridículo? Frances no te va a perdonar que le ganes, yo voy a ir de amarillo por si las dudas.

No se atrevería apostar en contra de uno o de otro aunque seguramente a última hora le apostaría alguna cosa a Dylan sólo por el remordimiento de haberse bebido –y no con él- el whisky que le ganase en el partido de los rojos contra los azules. Le hubiese invitado un poco a Marlow de no haber fallecido, parecía que nadie lo recordaba como una de las víctimas de la tragedia de la mansión, pero es que con la forma de ser tan llevadera de Jake parecía como una broma que hacía o como un acto de caballerosidad exagerada de esos que tenía, ella le había dado las gracias por lo del partido pero en eso quedó, por un momento su semblante cambió al pensar en que debió haberle dicho más que eso; fue por todo eso que prefirió cambiar el tema.

-¿Y cuándo me vas a acompañar a comprar una nueva escoba? Si quieres puede venir Frances y digo que tuve una emergencia cuando te den ganas de meterle mano en privado.-no sabía cómo había ido ese tema pero tenía más que asumido que Kristján le había dicho ya todo a la Slytherin y que todo había resultado de la mejor manera posible, todo el historial del Ravenclaw podía dar fe de que esa opción era la más viable frente a los ojos de quien fuese.-

No se imaginaba los nervios que podían estar cruzando por su mente y menos que no le hubiese dicho nada al respecto, después de lo que le contó en aquella ocasión de la Biblioteca casi había sentido que lo del club de bailarinas fue una despedida a la soltería del islandés porque si alguna pareja le iba a durar a Frances, iba a ser él. Eran buenos el uno para el otro, ya habían estado juntos y fuese lo que fuese lo que había hecho que terminen, el querer volver era la confirmación de que a pesar de toda la mierda que pudo haber entre ambos todavía querían estar juntos. Ya había dejado su escoba a un lado pero no se puso los pantalones, su ropa interior de chico no era demasiada corta como para sentir vergüenza, y aunque lo fuese era Kris, como su hermano.

Kristján Sveinsson - April 24, 2012 06:10 PM (GMT)
Kristján no se esperó eso de Barunka volviéndose lesbiana, seguramente le había ido muy mal con Aldrich Burrouhs. No se la imaginaba despidiéndose para siempre de los hombres por lo que no se tomó nada enserio lo que le decía y nada más alzó las cejas en señal de aprobación. Dudaba que pudiera hacerse lesbiana y ya pero no iba a debatir sobre esa novedad, por él podía andar por la vida besando cuanta chica quisiera. En vez de eso asintió porque sí iba a practicar, no para dejar a las serpentitas en ridículo como ella decía, porque en esa ocasión prefería un partido duro en el que se viera de manera legal quien era mejor en vez de algo fácil como más o menos había sido el partido contra Gryffindor solamente salvado por sus golpeadores y su guardiana.

Dos veces Barunka mencionó a Frances y dos veces Kristán trató de hacerse el desentendido. Podría darle a entender que todo estaba bien con su lenguaje corporal hasta que la semiveela se encontrara con Frances y se enterara que no y todo se fuera al carajo o podría ponérsele a llorar como maricón a la rubia en busca de algún consejo o nada más para desahogarse. El islandés sabía que tenía algo de culpa al no haberle dicho nada todavía a Frances y esperar que ella adivinara todo, aunque también le gustaba creer que haberse puesto como se había puesto en la mansión esa era suficiente para que ella supiera que se le estaba declarando, pero en vez de eso se había ido con Syd. No creía que Frances lo hubiera hecho a propósito, lo más probable indicaba que la sly pensara que su locura había sido instintiva y amistosa y sí había sido así, pero con esos otros mensajes escondidos que ella no había descifrado.

Él también dejó la escoba en el suelo entonces, decidiendo que si Barunka le decía algo a Frances, iba a quedar como un tonto y prefería quedar como un tonto nada más ante una de ellas en vez de ante las dos.-No podría meterle mano a Frances, a menos que la emborrache.-Ya sabía que era una técnica efectiva esa de emborracharla pero por esta vez no quería hacer eso, que lo tacharan de cursi, que era verdad.

-No le he dicho nada y creo que no se dio cuenta de que me puso muy loco lo de Harleen porque siento cosas. Puede que esté equivocado, cuando te lo dije antes de irnos a ver a tangas y bailes sensuales todavía me lo tomaba a broma pero cada vez me confundo más, ya no sé si yo solo me metí en esto. No sé qué mierdas estoy diciendo, deberías aprender islandés y me expresaría mejor.-Pues si él se había tragado su episodio con Aldrich ahora lo que más le debía Barunka era tragarse sus traumas con la prima. Una retribución por el pasado.-Y no te vayas a reir, porque te lo estoy contando a ti y nada más porque confío en ti y punto. ¿Se lo digo o que putas hago?

Ni le dieron ganas de reírse de sus propias mariconerías y que agradeciera Barunka que no le estaba diciendo nada sobre Syd o que hasta lo tenía de malas que Dylan se hubiera recuperado porque tenía la sospecha de que a Frances le gustaba, si no se lo dijo fue para no quedar como loco. -Los Burroughs deben venir cargados de problemas, ¿Tú cómo vas?¿Porqué te harás lesbiana?-Se lo preguntó para hacer más llevaderos sus problemas compartiendo atención con ella, aunque no pudiera hacerlo más sencillo.

Barunka Jentsch - April 25, 2012 03:17 AM (GMT)
Las primeras señales que le dio le indicaron que habían salido las cosas tal y como ella se imaginaba, por poco le regalaba su coca y le daba unas palmadas en la espalda para felicitarlo por finalmente estar con Frances de nuevo porque le parecía lo más sano para los dos, sobretodo después de haberse puesto como escudo humano frente a ella con todas las pelotas islandesas del purísimo mundo. Ya iba a decirle alguna barbaridad como que ojalá no la explotase sexualmente, pero no llegó a hacerlo porque la confesión del Ravenclaw falto de cabello hizo que inmediatamente reprimiese su lengua de víbora para escuchar todo acerca de Harleen y de la confusión que no podía llegar a expresar en inglés.

Jodida la hora en la que ninguno de los dos era bueno en el idioma de cabecera del otro, pero a pesar de eso entendía con toda la seriedad que su cabeza podía juntar la disyuntiva a la que estaba llegando la lógica de Kris. Es decir, si a alguien le había costado recuperar de alguna forma a alguien del pasado era a ella, porque tanto Kris como ella estaban yendo –en tiempos distintos, pero igualmente se repetía en cierta forma el patrón- contra alguien que ya estaba entablando una relación con el objeto de su deseo, con alguien que se había adelantado para joder las cosas porque para Barunka estaba claro que quien no estuviese de su lado –o del lado de sus amigos, como Kris- estaba del lado errado, por mucho que le agradase Syd, Kris era mucho más su amigo.

-¡Tienes que decírselo! ¿Quieres una línea? Porque te la iba a dar para celebrar, pero ahora la vas a necesitar para tramar. ¿Sabes que salió con Syd? ¿Y que el puto se te está adelantando? Nada en su contra, pero ¡carajo! En tiempo de guerra todo vale, y a ti te toca usar lo que puedas para sacarle ventaja, no fue tan poco significativa esa salidita playera.-para ella no habían puntos medios o mariconadas, uno debía ir y tomar lo que quería porque si no estaba destinado a ser no sería, pero si había alguna respuesta positiva no había por qué tener consideración.-

Psicópata y seguramente con un trastorno no identificado, pero aún así podía identificarse con esa confusión de Kris. Además él estaba en lo cierto, si a alguien le debía el tener una plática así era a él por haberse tragado todo su lío con Aldrich sin decir nada y sin burlarse, incluso la ayudó con Hayes y en el concierto de Rayder, esas deudas se pagaban hasta con sangre. Estaba dispuesta a ayudarlo como fuese, iba pensando en qué hacer o qué decirle para darle cierta ventaja; Frances le había contado todo lo sucedido en la playa pero no podía darle detalles a Kris, sólo llevarlo por la dirección adecuada antes de que Syd ganase. Crawford era un buen chico y además bastante guapo, seguro no le duraría mucho el dolor al encontrar sin mucho esfuerzo a alguien más.

-Es parte de su encanto, si no ni me hubiese gustado Aldrich. Y pues como te imaginas al final las cosas como que mal, ya sabes, le gana lo prefecto porque le da pena dejar a Bloom porque te salvó a ti y a Frances…o sea, bien que no te hayas muerto, pero yo no le voy a hacer un pastelito de cereza.-puso los ojos en blanco con hastío porque santa Bloom le causaba náuseas, Kris sabría entender que le agradaba que viviesen tanto él como Frances, pero que había una gran diferencia entre gratitud en batalla por algo que todos hubiesen hecho a algún tipo de consideración personal.-A ver, a ver qué te parece esto…¿y si te lías con Bloom? Mira, le falta culo y tetas tampoco tiene, pero por ahí es una zorra en la cama y te gusta. Además va a acabar la escuela para jamás volver y no tendrás que soportarla por mucho tiempo. Además te lo pagaría con cuantas putas y camellos quisieses. ¿Es un trato?-estiró la mano y estrechó la de él sin esperar a que la levantase; era una broma, por supuesto, a nadie le desearía ese destino y sólo los incautos se dejaban llevar por la falsa seguridad que Gabrielle podía ofrecer con su insípida existencia.-Tienes que ser más rápido que Syd y más convincente. Hacer algo como de loco total porque si no la impresionas, te jodiste.



Kristján Sveinsson - April 26, 2012 03:59 AM (GMT)
Kristján Sveinsson nunca se negaba a una línea así que a pesar de que no estaba en el mejor momento de su vida, sonrió cuando Barunka se la ofreció e hizo gestos con las manos para que la sacara mientras él comenzaba a ver a todos lados para saber dónde acomodarse mejor para eso. Las gradas parecían la mejor opción pero no quería subir por flojo. Al parecer tendrían que tomar la escoba.-¿Subimos a las gradas y nos acomodamos ahí?(occ: voy a asumir que sí, si te molesta edito todo el post)

Levantó su escoba del césped mientras en su mente se preguntaba a qué se había referido Barunka con lo que dijo de la salidita playera de Syd y Frances, pero sin dejarlo caer en voz alta. Seguramente la semiveela sabía algo muy importante y Kristján quería saber los detalles aunque fuera masoquista hacer esas preguntas con la esperanza de conseguir una respuesta. También meditó sobre Gabrielle. Desde esa noche, el islandés había decidido no molestarla nunca más, porque le debía que hubiera arriesgado todo para ayudarlos y no se lo iba a decir a Barunka pero le parecía que lo había hecho por Aldrich y eso pues valía para él. Sabía que cosas decir en voz alta y qué cosas no, y eso era algo que en la puta vida diría en voz alta frente a Barunka y no creía que ella sospechara que pensaba de ese modo.

No estaba considerando lo otro que le dijo de Gabrielle mientras se acomodaba en la escoba y le indicaba con la cabeza que montara tras él luego de estrecharle la mano sin nada de por medio. Nada más irían a las gradas de ravenclaw y cuando sintió el peso de Barunka sobre la escoba, pateó fuerte el piso y se elevaron en el aire. El viaje duró nada más unos segundos y ya estaban sobre las gradas, donde podrían agenciar un lugar para la coca, esperaba que Barunka no lo hubiera engañado con la mercancía.

Se dejó caer pesadamente sobre los bancos de madera y recargó la espalda en el borde de la de atrás. Cerró los ojos porque había un viento agradable que dejó que le golpeara en la cara. Era todo muy complicado pero no encontraba razones para olvidarlo y dejarlo de lado, ni siquiera Syd era una razón. A Ewan le había gustado molestarlo y en su peor momento había soltado en una borrachera que él la había tenido primero y el resultado había sido un golpe que le desencajó la mandíbula, pero siempre lo había respetado,no se le había pasado por la cabeza ponerle una mano encima a Frances en verdad, hasta entonces, que quería ponerle las dos.

-Podría hablar con Burroughs si quieres, de hombre a hombre. En cuanto a Frances, creo que Syd no es mi único problema, pero no importa, no quitaré el dedo del renglón y hablaré con ella, es lo que debo hacer. No sé qué pasa con ella ¿no es pariente tuya o algo como eso?-No sabía qué decir, tenía muchas cosas en la cabeza que no sabía como externar porque nunca había pasado por algo como eso.-¿Tú sabes qué pasó en la playa? ¿Me lo puedes decir?

Barunka Jentsch - April 26, 2012 05:20 AM (GMT)
(Edita todo, edita todo)

Subió a las gradas con él en la escoba y olvidó abajo sus pantalones, no le iba a hacer mucha falta pero esperaba que no comenzase a llover o una cosa de esas. Puso su escoba por allí sin demasiado cuidado y se sentó muy al estilo indio sobre la grada en la que estaban para luego voltear y mirarlo mientras hablaban, de paso desde esa posición podía ver bien si alguien se acercaba con un mazo a querer romperles la cabeza o si Frances iba toda campante a entrenar. Lo primero era mucho menos ventajoso que lo segundo, pero de todos modos era mejor vivir en la paranoia que ser tomada por sorpresa como cada vez que había un ataque masivo. Ya había ubicado la coca en su bolsillo del pantalón y estaba por sacarla cuando le dijo lo de Aldrich y la conversación aquella.

-Ah no, ni lo hagas. Se muere de celos de ti, seguro le terminas reventando la cabeza cuando intente tirarte un golpe de mariquita.-sonrió u n poco entre burlándose y recordando ese detalle con cierto cariño, pero no estaban allí para ventilar su relación con Aldrich porque lo del islandés era lo que tocaba en ese momento, ya él había soportado su arruinada historia de coqueteo sin futuro y ella ahora debía apoyarlo en lo que necesitase, sobretodo cuando a él todavía le quedaba buena posibilidad de quedarse con Frances pese a que lo de Syd seguía preocupándola por lo significativo que seguramente fue para Frances.-

Negó con la cabeza cuando le preguntó si eran parientes, no lo eran a menos que fuese por parte paterna en una de esas inmensas líneas de familia que terminaban enredándose unas con otras para conservar toda la pureza de su dichosa sangrecita. Se llevaba muy bien con la Slytherin y estaba segura de poderle ser útil a Kris respecto a cómo actuar o qué pensar, se conocían bastante bien y hasta coincidían en varias cosas, seguramente de saber que ahora él era tan fanático –exageración pura- de Gabrielle no le hubiese querido decir un carajo de Frances para después hacerlo de mala gana hasta que se le pasase el sabor a traición que era nada más que un invento de su rencorosa mente. Había olvidado un momento lo de la línea de coca y haciendo espacio en la grada sacó un saquito de su bolsillo derecho y la colocó en un pedazo de cartulina que llevaba allí y con otro pedazo la puso recta, ideal como para que se diese gusto.

Hizo otra al lado de la que estaba justo frente a él y la aspiró con el conducto izquierdo de la nariz, tenía la manía de siempre hacerlo con ese por alguna ridiculez que ya ni recordaba, pero tras hacerlo sólo se rascó un poco la nariz esperando que él hiciese lo propio y se dejó caer hasta la banca que estaba un nivel más abajo que la del islandés, recostando su espalda contra el espacio que estaba al lado de las piernas de él, convencida de que no diría más de lo que debía porque tampoco podía irle llevando chisme como vieja. De vieja sólo tenía algunas bragas y eso era porque no había cosa más cómoda.

-No está tan buena como me dijeron…-dijo respecto a la cocaína porque no sentía inmediatamente el efecto, sabía que hacían falta un par de minutos pero cuando consumía le gustaba una reacción inmediata para poder mandar a la mierda más rápido cualquier cosa que la aquejase. De paso, con eso ganaba tiempo para pensar bien en lo de la playa.-Claro que sé lo que pasó pero no te puedo decir todo. Sólo recuerda que es un Crawford, si ya cayó una vez con uno, otro que es tan parecido y que además no es nada aburrido no tendrá tanto trabajo en conquistarla. Además no creo que sea el único, sabemos todos de Rayder y ya sabes que Jessy siempre dice que Cole quiere algo con ella. Tienes trabajo con toda esa jauría. ¿Tienes planeado algo? Porque si estás tan enamorado sólo puedes ganar o quedarte hecho estiércol. Demuestra que te importa más de lo que le importa al resto, eso ayudará. Y que no salga en El Escuchón por los dioses…y que tampoco salga que te follaste a alguien más…


Kristján Sveinsson - April 27, 2012 02:08 AM (GMT)
El islandés no evitó una sonrisa socarrona al imaginarse a Aldrich celoso de él sin razón. No había hecho nada como para que el primo de Frances pensara cosas raras pero seguro Barunka se había echado unas mentiras respecto a eso. De ser así, a Kristján no le importaría. La miró poner la coca donde debía y se palpó los bolsillos buscando un billete, un pedazo de pergamino o cualquier cosa que le ayudara a consumirla pero como no encontró nada intentó hacerlo al desnudo esperando no volar ni un poquito del polvo. -No sé de qué tiene celos el marica, seguramente de mi desbordante hombría, de lo que él carece.-Se frotó la nariz y volvió a recargar la espalda en la grada esperando también a que hiciera efecto mientras escuchaba el discurso de Barunka.

Ella no le quería decir bien lo de la playa y eso quería decir que sí había pasado algo importante. Si no se lo decía entonces él se podía hacer sus propias ideas aunque ninguna era agradable y entre más pensaba, más se le ocurrían cosas más catastróficas. Le daba la razón en que su droga no estaba tan buena pero por lo menos podría hacer un poco de trabajo. También le daba la razón en que a Syd no le costaría trabajo conquistarla si se lo proponía, ya había visto como interactuaban y a Frances no le era tan indiferente.

-Rayder no me preocupa, Frances piensa que él la olvidó muy rápido y no creo que tenga ya oportunidad de nada, cortesía mía en parte y cortesía de él mismo. No se lo digas, prométemelo, pero el día del concierto donde atacaron los dementores la llevé sabiendo el nombre de la banda y antes le dije que Dave ya la había superado y otras cosas, no sé porqué lo hice en ese momento, pero ahorita me funciona, porque es uno menos. Cole no es del tipo que se enamore, puede que intente follársela pero hasta ahí y para el caso tal vez ya lo hizo. Los demás que estén tras de ella no valen. No quiero que salga en el Escuchón, siempre que se lee algo ahí, todo se va al diablo y no tengo planes inmediatos de follarme a alguien más, estaría todo el tiempo pensando en ella.-Con un marcado acento, palabras poco atinadas pero mucha sinceridad, le dijo todo eso a Barunka.

Era la primera vez que confesaba sus fechorías en contra de Rayder y esperaba que ella no se lo tomara a mal. Kristján no creía que la forma como habían terminado las cosas fuera culpa de él, solamente había ayudado a Frances a enojarse y por consecuencia olvidar sus sentimentalismos por él más rápido, había sido por ayudarla a ella y librarla, no por joder a Rayder porque sí.

-No sé cómo hacer para que sepa que me importa más que a los demás. Quiero pensar que la conozco muy bien pero ya pasó mucho tiempo desde que estuvimos juntos, ella ya cambió y creo que ahora tú la conoces más, además eres mujer, una en ropa interior que escupe como hombre, pero mujer al fin. Esto hace afecto muy lento. ¿Crees que lo mejor sea ser directo? Llegar y meterle mano bajo la falda.

Barunka Jentsch - April 27, 2012 03:48 AM (GMT)
Se rió sola pero no de lo que él decía, aunque eso de que Aldrich no era tan hombre lo dudaba un poco, casi le da hasta medidas al islandés pero dudaba que le importasen. Afortunadamente cambió el tema antes de que siguiese pensando en tonterías como darle detalles que sólo lo harían vomitar o burlarse de ella para siempre por loca.

-Lo prometo, lo prometo…-dijo levantando la mano derecha y mirando hacia arriba hasta donde estaba el islandés para terminar de escuchar lo que decía y por poco se le sale una burla respecto a que estaría pensando en ella pero se detuvo porque la droga todavía no le quitaba el sentido del recato totalmente y además ella quizá haría lo mismo aunque no con tanta devoción quizá, se había dicho ya tantas veces que no quería nada más con Aldrich que estaba segura de poder cumplirlo por imposible que pareciese.-

Lo de Rayder no le importaba mucho, sólo se rió un poco mientras negaba con la cabeza como criticando y alabando su maldad a la vez, probablemente no estaba bien pero por mucho que le agradase Dave ella no era nadie para cuestionar esas maniobras, ella usaría esa y muchas más sin siquiera ver a quienes dejaba en el camino, creía que cuando alguien quería algo de verdad debía hacer lo que sea para obtenerlo, porque si alguien más lo quería del mismo modo debía mostrar esa pasión para lograr su objetivo, de otro modo no lo quería tanto y no se lo merecía. Rayder podía ser un muy buen tipo y hasta le prestó unos pantalones de cuero extraordinarios para su concierto, sin embargo de bondad no está hecho el mundo.

Finalmente parecía que el efecto iba apareciendo en su organismo, su pulso se había acelerado ya de forma notable y su sonrisa se hacía más natural, menos limitada por los acontecimientos recientes y la seriedad del asunto que le iba contando Kristján, al menos él tenía huevos y no se escandalizaría si le soltaba una estrategia sádica o inhumana para ir ganando la carrera hasta Frances para lograr que lo tomase en cuenta más que a cualquier otro. Creía que él estaba en lo cierto, probablemente lo conociese más que él en ese momento pero no estaba segura de cómo era mejor conquistarla, cada que le pedía matrimonio era en broma y ella siempre le dijo que sí, no le costaba nada.

-No, no. Para meterle mano hay muchos y la confundirías aunque seguramente le gusta. Emborráchala y confiésale todo, siempre puedes decir que fue cosa del licor y ella se sentirá mal porque le expusiste tu corazón y todo eso, sólo asegúrate que beba más que tú para que controles la situación.-Frances era una de las personas que consideraba más sensatas respecto a las relaciones, medio mundo podía llamarla puta pero hacía lo que quería y eso a Barunka le parecía bien, no había por qué ponerse a echar golpes de pecho por algo tan natural como el deseo.-Estar enamorado es una mierda.-soltó tanto para ella como para él mientras pensaba en algo que pudiese ayudarla, la droga que ahora ocupaba buena parte del funcionamiento de su cabeza no hacía más que darle ideas poco prácticas.-Mata a Syd, es el único que te la puede quitar. O no lo mates, pero emparéjalo con alguien más para que se le quite lo de ella.

Kristján Sveinsson - April 28, 2012 06:24 PM (GMT)
El islandés sintió malestar porque Barunka tenía razón en que muchos estaban más que dispuestos a meterle mano y eso solamente serviría para confundirla más, se dejara o no se dejara. Lo que él pretendía además no era solamente follársela, tenía curiosidad por hacerlo después de todo ese tiempo pero quería ser el único para ella y viceversa, quería también todo lo que significaba un noviazgo y eso ya era estar hundido en el fango hasta lo más profundo.

Conforme la coca iba haciendo su efecto, se iba sintiendo más confiado pero también seguía estando de acuerdo en que enamorarse era una mierda.-No sé ni como pasó. Creo que fue la noche de la fiesta de Bloom en la que me alteré. ¿Te contó? Al otro día ya no era lo mismo, no nos hablamos una semana o algo pero me empecé a hacer a la idea de que quería estar con ella, puede que sea sólo sugestión. Me gustaba la idea de que estuviera con Syd, hasta con Thomas, siempre y cuando no fuera un marica empedernido como Joachim o como Rayder o un pendejo como Miller. Ahora la única idea que me gusta es que esté conmigo o contigo.-La sinceridad a flor de piel era el peor efecto que había tenido en toda su vida.

La idea que tenía Barunka de matar o emparejar a Syd con alguien más para que se olvidara de Frances no sonaba mal. Pero temía que si se la había follado no quisiera olvidarla o lo que era peor, que Frances no quisiera olvidarlo a él y tampoco sabía bien con quién emparejarlo.-Yo me follo a Bloom y tú a Crawford, ¿qué te parece?-Soltó una carcajada como tal cual la idea de ir sobre Gabrielle ya no le sonara a una estupidez sino a algo viable, aunque no lo haría porque no quería que hubiera chismes que afectaran sus intereses.

-No sé qué tipo de chica le guste a Syd pero tu idea es buena, no quiero matarlo, Ewan no me lo perdonaría- Pero a que sí le perdonaría cuidar de su amada Frances todos los días en adelante, es más, su fantasma hasta lo podría tomar como un acto de buena voluntad. -O si se la folló tal vez me agradezca que lo mate para enviárselo al infierno y que él mismo se haga cargo de su primo traidor.-Empezaba a decir cosas sin mucho sentido pero por lo menos ya no estaba tan de mal humor ni deprimido.

-Y el resto me importa poco, no he visto que le haga verdadero caso a ninguno y otros están acabados para ella.-Se talló la cara, repasándosela varias veces porque así se despejaba un poco.-La puta madre, ¿no me podía haber fijado en una chica menos complicada? Intentar estar con ella es más difícil que ponerle una bomba fétida en el despacho al profesor MacEachern sin perder el ojo en el intento. Ojalá fuera purista, así solamente pensaría que la vida es cruel por hacer tías buenas sin corazón que nunca me fueran a hacer caso y solo me entretendría robándole su ropa interior y sus diamantes, pero no estaría como un pendejo queriéndomela llevar a vivir a Islandia.

Hablando de eso, hacía mucho que no ejercía actos delincuentes, era hora de volver a la vieja usanza y ganar algo de pasta porque ya se le había terminado lo que había ahorrado de las ganancias de los robos que había llevado a cabo casi a principios de curso y lo de las joyas valiosas de Hammond había ido casi todo para su familia. -Tengo que encontrar nuevas víctimas para quitarles sus diamantes, por cierto. Me estoy quedando muy corto de efectivo.

Barunka Jentsch - May 3, 2012 04:37 AM (GMT)
Torció la boca cuando recordó lo de la fiesta de Bloom, esa noche todo se había ido a la mierda y le causaba cierta amargura el recuerdo, pero de todos modos con una tonta posición de cabeza que podía ser más simple si sólo volteaba el rostro en vez de rodarla noventa Gracos hacia atrás escuchó lo que le iba contando. No recordaba que Frances le hubiese dicho algo particular respecto a Kris esa noche pero al menos a alguien le había ido bien, aunque celosa de su buena estrella se rió con cierto escándalo gratuito cuando le dijo que quería que esté con él o con ella, era una opción y hasta le dijo que podían estar los tres juntos, para evitar problemas entre él y ella, compartirían a Burroughs de paso que le daban un infarto al infecto próximo marido de Gabrielle.

-No me molestaría follarme a Crawford, pero ahora soy lesbiana, acuérdate.-eso y que no se quería comprar problemas con Frances, podía ser guapo el muchacho pero no era su tipo por alguna razón, sexo era sexo pero no con lo que había pasado en la playa. Debería pensar en un buen trato que ofrecer para que se follase a Bloom y así se le acabase el cuento de hadas, Gabrielle era finalmente mujer y a Sveinsson no podía desagradarle tanto el tener sexo con ella si al menos le tapaba la cara. Ella lo hubiese ayudado incondicionalmente si no hubiese ese ingrediente de amistad con la actual reina de los buitres, así le había dicho en broma a Frances cuando le contó lo de Syd.-

No iba a comentarle nada respecto a si Syd se la había follado o si no, o siquiera si el muchacho era ahora un gran contrincante aunque eso creía haberlo hecho ya. La droga la tenía alucinando un poco, se planteaba realmente el follarse a Crawford pero no, no era la misma situación que con Bloom porque Syd no le gustaba de ese modo y además Frances era su amiga, Kris debería encontrar otro modo porque ya a los recuerdos de los encuentros sexuales que tuvo con la Slytherin debían haberles salido telarañas por la barbaridad de tiempo, además se había follado a Jessy en lo de Kovac, no estaba segura de si Frances dejase pasar ese detallito.

Cuando se talló la cara sonrió ampliamente y se rió bajo, para sí misma porque recordaba esa manía en ella misma cuando estaba así, cuando finalmente se despidió de cualquier esperanza de tener algo con Aldrich. Incluso con la frustración del islandés podía identificarse, ella no quería llevarse a Aldrich a vivir a algún lugar, menos a Bratislavia porque estaba llena de comunistas, pero de todos modos quería cosas, menos complicadas pero finalmente el tipo de cosas que uno quiere cuando se enamora de la persona equivocada o de la apropiada de forma irresponsable y caótica.

-Si regresas a las andadas recuerda que me debes una escoba, o me ibas a acompañar a comprar una o a seducir a algún viejo verde para que me la de. Si no es para maquillaje o productos para el cabello mi madre no me da un carajo.-su madre detestaba que ahora estuviese en el equipo, le decía que el ejercicio le iba a ir bien pero que no se vería nada bien con el cuerpo lleno de cicatrices y moretones, sobretodo cuando ni siquiera tenía la decencia de ir a broncearse como las chicas normales. Estuvo por subir a decirle alguna cosa seguro que no debía, algo de la playa para aconsejarlo pero el espíritu de Ewan enviado por Frances debía estar por alí ya que la droga se le subió a la cabeza y terminó tropezando en su camino hacia él, era una grada alta pero no se lastimó demasiado, fue un simple golpe seco que la dejó sobre su espalda y con un moretón para el futuro de seguro-Te iba a decir algo de Syd y Frances pero esto es una señal de que no, la puta droga casi me suelta la lengua. Vámonos antes de que te diga algo, pero si me acompañas a lo de la escoba te suelto algo fresco, lo juro.-agregó en medio de una risa que turnaba su sonido con el de una eventual queja de dolor.-




* Hosted for free by InvisionFree